lunes, 8 de mayo de 2017

Hace tiempo que compré el dominio de la emperatrizdelavapies para adecentar un poco el blog y nada, no consigo enlazar el blog con la web. Mientras sigo cacharreando y viendo tutoriales del tema (me vais a decir que es muy fácil, pero yo no lo saco); voy a escribir un poco en este vetusto sistema de blogspot.

Y como últimamente hago poco más que ir corriendo a todas partes (ya voy en zapatillas siempre), cargada cual sherpa (con fiambrera, ropa de yoga, esterilla, mochila -¿bolso pa´qué?- libro para el metro y niño -sólo otra madre llega más tarde que yo, y eso porque ella carga con dos-), pues tengo que actualizar con lo único que sale de todo esto: Cronometrados, un libro sobre el tiempo y cómo el reloj se ha hecho imprescindible en nuestra vida, que acabo de leer.

Empezaré diciendo que desde que terminé de leer el libro, ya no uso reloj; aunque tenía la intención de liberarme un poco de la tiranía del tiempo, que es la sensación que queda al acabar las páginas, la cruda realidad es que ahora miro el doble o el triple de veces el móvil para saber qué hora es, así que no solo he fracasado, sino que además pierdo muchos minutos en sacar el teléfono de la mochila, lo que no deja de ser una terrible ironía.

Cronometrados (editorial Taurus), es básicamente un compendio de anécdotas e historias acerca del tiempo, más concretamente, de la medición del tiempo. De cómo se popularizó llevar un reloj, de cómo y por qué nos pusimos todos en hora,  cómo se hace un reloj... es un libro que tiene un vago hilo conductor que sirve para contar muchas historias, con el que pasar el rato... porque para mí ha sido un pasatiempo entretenido. No es una novela ni un ensayo ortodoxo.

Al principio me costó mucho seguir bien la lectura. Simon Garfield escribe como un periodista y en ese género entiendo que es muy complicado hacer una traducción que no quede extraña; las expresiones y la manera de abordar los temas se me hace muy distinta en cada país. Superado ese primer paso, simplemente hay que dejarse llevar por una lectura que no tiene muchas pretensiones (salvo que pretendas aprender a montar un reloj, reconozco que la parte dedicada a la horología la leí con cierta desgana), es entretenido y en mi opinión, mejor si te lo dejan que gastarse los 19€ que cuesta.

Y poco más. ¡Buen día!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...