lunes, 7 de noviembre de 2016

#desayunosinpan

Llevo media vida desayunando casi todos los días fruta (básicamente kiwi), tostada con aceite y jamón o pavo. Aunque hay días que cambio, esto es lo que tomo prácticamente todas las mañanas, así que el lunes pasado me dio por cambiar para hacer, durante una semana, desayunos distintos, sin tostadas, ni kiwi, ni pavo. He utilizado ingredientes más o menos exóticos que ya tenía en casa (como las semillas de chía, el aceite de coco la leche de coco, que uso para hacer curry), pero no he comprado nada nuevo, así que he adaptado algunas recetas (no llevan miel ni siropes de ninguna clase porque no tengo).

Las mañanas siempre son complicadas porque voy con Juan (mi bebé de cinco meses) a llevar a Teo al colegio, así que la opción de los pudín me ha servido para dejar listo el desayuno la noche anterior, con añadir algunos ingredientes más por encima ya está listo para comer.

éste es el resultado, que he ido mostrando en IG todas las mañanas:

Lunes: pudín de plátano, chía, aceite de oliva y pipas de calabaza. La receta es de las Hemsley; estaba bueno pero lo hice con la mitad de cantidad y me quedé con un poco de hambre...


Martes: mugcake de plátano y cacao. Lleva un plátano maduro machacado, un huevo, dos cucharadas de semillas molidas y una de cacao en polvo; se mezcla todo junto en una taza tipo mug y se cuaja en el microondas 3 minutos a máxima potencia. Sale una especie de bizcocho.

No era la primera vez que probaba esta receta y me gusta mucho, se tarda poco en hacerla y el resultado es rico (no es comparable a la repostería, claro) y bastante saciante. Lo de las mugcakes es un mundo, también tengo otra receta con manzana que está muy rica, pero no pude repetirla porque esta semana no tenía en casa compota.


Miércoles: carrot cake saludable

Vi esta receta en internet y me llamó la atención; lleva avena, leche vegetal (yo usé de avena, precisamente), yogur griego (utilicé el yogur natural que hacemos en casa), semillas de chía, zanahoria rallada y pasas. Se deja reposar todo por la noche en la nevera y en el momento de consumir le puedes poner nueces y canela.

En la receta original se utiliza sirope de arce para endulzar, pero yo no tengo, así que me conformé con el dulzor de las zanahorias y las pasas. No es para tirar cohetes, pero está rica (mucho mejor es una receta de carro cake crudivegano que preparé en un curso y que espero repetir alguna vez)


Jueves: yogur natural con granola

Hice la granola en casa siguiendo una receta que vi en el libro de I quit sugar, de Sarah Wilson, que lleva copos de coco, nueces, semillas y aceite de coco. Quedó bastante bien aunque no le puse sirope, porque no tengo.



Viernes: pudín de coco con frambuesas y chía

Otra receta de las Hemsley; lleva leche de coco, frambuesas (yo usé congeladas) y semillas de chía. No le puse miel ni extracto de vainilla porque no tengo en casa, pero le puse unas gotas de stevia con vainilla que sí tenía (ya sé que es raro tener esto y no miel, pero se dio así), y fue un error mayúsculo. Ese mismo día me deshice de la stevia, no me gusta nada porque el dulzor que tiene me resulta muy desagradable.

El resultado fue curioso, pero no me convenció del todo. De nuevo hice la mitad de las cantidades originales, pero me llenó bastante.


Sábado: tortilla con semillas y fruta (uvas, kiwi y mandarina)

Un desayuno de lo más normalito, pero ya con tiempo para hacer (y tomar) algo caliente. La tortilla, eso sí, llevaba canela y semillas.


Domingo: tortilla con canela y plátano y yogur natural con arándanos y más plátano

Otra tortilla, esta vez con plátano por encima (seguí el consejo de @anafilipipower) y más yogur con fruta. Repetición, vaya, pero todo estaba muy rico. ¡Sin duda me quedo con este desayuno, que es el más normal!  además tomé un té nuevo del que me habían dado una muestra el día anterior en Tea Shop: pu erth (té rojo) brownie. Riquísimo.


 Esta tontería de los desayunos me ha llevado a perder bastante tiempo, pero también me ha obligado a variar y probar cosas distintas en esta primera comida y eso lo doy por bueno, para no caer en una constante rutina. Claro que, ahora que veo las fotos, lo que debería cambiar son los manteles para el desayuno...

¡Buen día!

10 comentarios:

  1. Y el veredicto final? Tostada o desayuno exótico?? Yo es que no soy de desayunar dulce ni de dulce en general y en principio no me llaman la atención, estoy muy contenta con mi te y mi pan de centeno 100%

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm, me quedo con el tradicional (que ya he repetido hoy)

      Eliminar
  2. está guay lo de variar, la verdad...yo a veces pienso en comer algo diferente, pero luego por la mañana con lo dormida que voy se me olvida y tiro de tostadas jajajaja
    aunque como dice bienve yo soy más de salado que de dulce, la verdad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo voy perdiendo el gusto por lo dulce, y estos desayunos no llevaban nada de azúcar añadido. Las prisas por la mañana... te entiendo!!

      Eliminar
  3. Hola, me ha llamado la atención la tortilla de plátano, ¿Cómo la haces? Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que tortilla de plátano es con plátano, le puse rodajas cuando la estaba haciendo, como si fuera un crêpe.

      Eliminar
    2. Ah, que bueno! Lo probaré, muchísimas gracias y ánimo con tu nió bracero, los míos los llevaba todo el día colgando. Incluso actualmente el pequeño se lleva una sesión de brazos, me pongo fuerte, fuerte ;)

      Eliminar
    3. Pues ya me dirás! Yo estoy en plena operación biberón con el bebé bracero, y por ahora sin sorpresas: no lo quiere. Y el miércoles vuelvo al trabajo ����

      Eliminar
    4. Mi tortilla de plátano es como la de patata: echo el plátano a rodajas con el huevo, lo mezclo, añado canela (y a veces coco rallado) y luego echo la mezcla a la sartén. Y me encanta cómo queda! ;)

      Eliminar
    5. La probaré así, más elaborada. ¡Gracias!

      Eliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...