jueves, 10 de noviembre de 2016

Adiós Condesa, adiós

Si me lo hubieran dicho hace cinco años, cuando compré mi chaqueta de La Condesa, no lo hubiera creído (tampoco hubiera pensado que EEUU podría tener una presidenta, pero en eso sí he acertado); y es que cuando me decidí a comprarla estaba convencida de que no había chaqueta más bonita en todo el mundo y que sería de esas prendas que tus hijas te roban del armario.

Pero no. Mi chaqueta de La Condesa, LA CHAQUETA, ha desaparecido de mi armario. Ha sido víctima de KonMarie y ahora la disfruta otra persona.

estaba embarazada, y me quedaba mucho mejor con barriga :)

Muchas veces me puse mi chaqueta y al final acababa por dejarla en su percha: o bien no me convencía el estilismo, o pensaba que se me iba manchar... mil excusas. El otro día me la volví a poner y pensé que con ella mis pelos se veían peor, mis ojeras se notaban mucho más y que no me lucía nada. Me faltaba actitud, tuve claro que la chaqueta podía conmigo y me comía. No estaba hecha para mí.

Y tomé la decisión: la saqué del armario. La persona que la tiene ahorala lleva con mucho estilo, mucha gracia y mucha personalidad, y como hija de sastre sabe apreciar el trabajo que tiene y lo bien hecha que está. No, no la he regalado, es un préstamo que puedo deshacer cuando quiera (un acuerdo muy común entre las féminas de mi familia); pero lo que cuenta es que, a diferencia del resto de prendas que saqué del armario, haciendo un #KonMarie, a ésta le di las gracias y con ella he aprendido una lección.

Y no me extraña que haya mujeres que ponen zapatos de tacón en las estanterías, hay algunos pares que como objeto decorativo y para admirar están muy bien, pero no puedes llevarlos.

6 comentarios:

  1. Me encanta mirar esas chaquetas, me parecen preciosas, pero tampoco están hechas para mí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No digo que no sea cuestión de actitud, son preciosas, pero yo no me veo yendo a trabajar con ella y mi vida social no me da para amortizarla ni en dos vidas.

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo exactamente la misma chaqueta y te diré que me pasa un poco como a ti, y es que no me veo favorecida con ella.
    Pero yo creo que no es una cuestión de actitud sino mas bien de color.
    Tu y yo somos `invierno´ y nuestra gama de colores ideal es la de los fríos e intensos, y esta chaqueta es de un rojo cálido que no nos va nada de nada, de ahí que se remarquen las ojeras y te veas con peor tono de piel.
    Yo no me he deshecho de ella reconozco que me la pongo mucho menos de lo que me gustaría ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que te queda muy bien... muchas veces he pensado que tendría que haberla comprado en azul, pero la roja es mucho más bonita.

      Eliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...