martes, 27 de septiembre de 2016

renovar un sillón de ikea (descatalogado)

Cuando me independicé mi única inversión en mobiliario fue (a medias con el Chino) un sillón cama de ikea de tres plazas, al que se podía cambiar de funda. Entonces nos pareció la mejor compra porque así podríamos tener invitados en nuestro piso de una habitación y además cambiar el color, sin mucho coste, cuando quisiéramos renovarlo. Parecía un buen plan, pero salió regular...

Del piso tuvimos que irnos en menos de un año porque unas obras en los locales a pie de calle casi lo tiran abajo (escribí sobre ello, en los principios del blog, aquí) y el sillón viajó hasta Barcelona, donde entonces vivía mi hermana la alemana, y nosotros nos fuimos a otro mini piso de una habitación. Cuando compramos casa como unos señores, reclamamos la posesión del tresillo, que para entonces había cumplido cinco años, y seguía entero y con su funda. Pero ahora que queremos poner en práctica el cambio, nos encontramos con que Ikea ha tenido el mal gusto de descatalogar el sillón (modelo Karlstad). Y no, ya no nos gusta. Y el tiempo ha pasado por nuestro otrora querido sillón, y no de largo. Necesita un cambio.

Gracias al boca a boca me enteré de que en Polonia (¡viva la globalización!) hay una empresa que fabrica fundas para TODOS los modelos de ikea. Se llama soferia.com y puedes ver el modelo y elegir color y material para él, por unos 170€;



como esto de encargar vía internet una funda tiene muchos riesgos, puedes pedir hasta cinco muestras de los colores y materiales que te interesen. Yo he pedido las que muestro en la foto:


Aquí es donde tengo dudas... queremos sustituir una funda de color verde oscuro, en un salón blanco/gris claro y que vaya bien con otro sillón gris, que es el que se ve en la foto y que hace de fondo. Por ahora los que más opciones tienen son el lima (primero por la izquierda en la fila de arriba) y el verde menta (último). Yo quería un amarillo más subido, pero no hay.

¿Qué os parece? ¿opiniones?

10 comentarios:

  1. Hola! Yo voto por el verde menta, creo que con blanco y gris queda fenomenal.
    Buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Apunto tu voto! Por ahora es el que más opciones tiene, aunque temo que el conjunto quede demasiado claro (no todo el salón tiene aire nórdico, la mesa del comedor es muy oscura)

      Eliminar
  2. Hoy en mi blog sale mi sofá, justamente el Karlstad jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he visto, y tiene la misma funda que mi otro sillón :)

      Eliminar
  3. A mí me mola el lima para darle el toque de color...a menos que ya tengáis otras opciones
    Pero estoy de acuerdo contigo en que me gustaría más un amarillo más subido :D
    Estoy obsesionada con el amarillo este año jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Lo malo del Lima es que el tejido es un poco raro, si no, seguro que (a falta de un buen amarillo) pedíamos ese tono. El amarillo mola :)

    ResponderEliminar
  5. El amarillo subido también habría sido mi elección. Entre los colores que propones... ¿lima o verde menta? ¿Por qué no nos pones una foto del salón? Así votamos con conocimiento de causa :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pondré, porque el otro día vinieron unas amigas a casa y les pregunté por el tema del sillónn y todas votaron por uno de los amarillos. Ciertamente es mejor si se ve todo el conjunto, si me salen fotos decentes las pondré en el blog.

      Eliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...