lunes, 12 de septiembre de 2016

Lo que llevo en el bolso (bueno, en la mochila)

En una versión frívola, os diré que tengo debilidad por los artículos revisteros de "lo que lleva Mengana en el bolso" o "cuatro políticas desentrañan el interior de su bolso"... bueno, de cosas de este estilo. Llevo dentro una voyerista de bolsos, no lo puedo evitar.

En versión cultureta, esta atracción está claramente marcada por la relación del interior del bolso con el interior de la mujer, como en las películas de Kieslowski en las que siempre vemos el bolso de algún personaje.

Como soy una simple, igual que mi bolso-mochila, prefiero la primera versión: superficial, sencilla, discreta y austera. Y como un blog no puede ser solo voyeurista, paso a la parte exhibicionista y os enseño lo que llevo siempre en mi mochila:


1. Las gafas de sol.

Las llevo tal cual, sin funda, a pesar de que son buenas (o quizá por eso). Son unas wayfarer de Rayban, un modelo que sienta bien a todo el mundo (ahí está Bob Dylan como prueba). Me las regalaron hace años y son las únicas que tengo, aunque a veces me pongo las del Chino que son más grandes :)
Ahora mismo me resultan indispensables, no puedo salir a la calle sin ellas, me he hecho fotosensible; de hecho no entiendo como puede salir el Chino a la calle sin ellas (a Teo le hemos comprado unas y siempre se las pone para ir por la calle, es muy salado).

2. Una bolsa tipo shopper de algodón.

La llevo para la fruta o compras pequeñas; No me pesa nada y es cómoda de llevar.

3. Las llaves.

Todo el mundo lleva las llaves de su casa, malo si no; lo curioso en este caso es el llavero, de @don_fisher y con forma de pez (tiene cremallera y las llaves quedan guardadas dentro). Los vi en una revista y me fliparon, se pueden comprar por internet (aquí) pero también tienen algunos puntos de venta. Yo lo adquirí en la librería La Central de Callao

4. Protector solar Heliocare Ultra SPF 90 gel.

Me lo puse en el embarazo y sigo con él durante la lactancia, para evitar que me salgan manchas. Me gusta porque es muy ligero, y además huele muy bien. Sobra decir que estoy blanca .

5. La cartera.

He tenido muchas, pero con esta cartera tipo madre llevo ya unos cuantos años (¡incluso antes de serlo!). Me la regaló mi suegra, es de piel y muy cómoda; cabe todo, incluyendo los mil tickets que no sé por qué siempre guardo... y el tiempo ha demostrado que es muy resistente, además: está en muy buen estado, si bien es cierto que le doy poco trabajo porque llevo siempre poco efectivo, como la realeza.

6. Un monedero de maneki neko

Hace mil años escribí en el blog sobre los maneki neko, esos gatos japoneses -popularizados por los chinos- que tienen un brazo levantado para atraer la buena suerte o el dinero. Este monedero con forma de gato me lo trajo mi hermana pequeña de Tokio y lo uso para transportar cosas pequeñas y que no se me pierdan por el fondo de la mochila: los cascos del móvil (siempre enredados) para escuchar la radio o podcast, gomas de pelo, (siempre enredado también) y cosas por el estilo, como un pendrive o algún caramelo.

7. El móvil

Un clásico de nuestros días. En realidad lo que enseño aquí es solo la funda porque la foto la hice con el móvil. Es un i-phone 5s y aunque me costó bastante pasta (y también tiempo para decidirme), creo que hice una buena compra: la cámara que tiene es una maravilla; hago las fotos a mis niños con el móvil y salen guapérrimos (el mayor no sabe lo que es una cámara de fotos de verdad, pobre). La funda mola mucho, es como una pieza de lego (de la fnac).

8. Un collar de lactancia

Esto lo llevo siempre pero no ha cumplido su función en absoluto: se supone que los collares de lactancia, hechos con cuentas de silicona, sirven para ir mona y como mordedor para tu bebé. Bueno, pues ni una cosa ni la otra... mi hijo Juan, que como su hermano, no ha querido el chupete, no le tiene ni un poco de cariño al invento; pero claro, no le puedo criticar porque a  mí, como collar, pues tampoco me convence... Lo compré en amazon, por si a alguien le interesa.

Como veis, lo que llevo en el bolso es muy convencional. Las cosas de los niños las llevo en la bolsa del carrito, que para eso la tengo. Aunque he llevado la agenda, ahora mismo no la necesito, así como un pequeño neceser que transportaba a todas partes con cosas de "por si acaso" que no necesité nunca y que un día dejé en el cajón para aligerar peso. Y sigo sin necesitar, por cierto.

¿Y vosotras? ¿algo curioso que metáis en el bolso?

¡Buen día!




2 comentarios:

  1. Yo soy un desastre, nunca llevo por si acasos, ni pañuelos de papel, ni tampax, ahora sí, mis bolsos siempre pesan una tonelada y media...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un día una compañera de trabajo me pidió un pañuelo y se sorprendió de que no llevara, siendo yo madre... Pero es que en el bolso ya no llevo por sí acasos, eso si, los tengo en un cajón del trabajo y en la bolsa del carrito. Cuando se acabe el carrito, se acabarán los por sí acasos!

      Eliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...