jueves, 4 de febrero de 2016

Opinión: un mes con el fitbit Charge HR

Hace ya un mes que llevo el fitbit, una de esas pulseras de monitorización actividad que te ayudan a ponerte en forma porque cuentan los pasos, las escaleras que has subido, las calorías quemadas y miden la distancia recorrida y las pulsaciones.

Fue un re-regalo de reyes, y es que el Chino ya me había regalado una en mayo, pero después de una semana llevándola la perdí y nunca volvió a aparecer (hasta el 6 de enero todavía había tenido la esperanza de encontrarla por algún sitio de casa, la que tenga niños pequeños cerca ya habrá sufrido estas misteriosas desapariciones y reencuentros en sitios insospechados).

El caso es que después de un mes, ya estoy en condiciones de hacer una crónica de cómo me va, y de apuntar las cosas buenas y las malas.

El modelo es el fitbit ChargeHR, el de la foto:



Este es el resumen general:
Es muy fácil de usar, en la pantalla puedes ver la hora, los pasos caminados, las pulsaciones, la distancia recorrida, las calorías quemadas y las escaleras subidas, pulsando el botón que hay a la izquierda. Todos estos datos no aparecen a la vez, tienes que ir apretando el botón para verlo. También monitoriza el sueño, pero yo no duermo con ella porque me resulta muy incómoda, así que no uso este registro.

Mediante una app en el móvil o con la web de fitbit y el cable USB puedes ir registrando todos estos datos en tu ficha. La aplicación incluye un panel general donde ver todos los parámetros registrados por días, y en cada parámetro los gráficos de la semana. Además puedes ponerte objetivos, iniciar un plan alimentario y hasta registrar el agua que bebes a diario, con lo que tú mismo decides el uso que quieres darle a la pulsera.



Conectando la pulsera al bluetooth del móvil te avisa de las llamadas entrantes, pero nada más.

Bueno, hasta aquí el resumen general; y ahora mi opinión:

-Los contras
- Puedes registrar actividades físicas específicas que no sean caminar (como correr, aerobic, bicicleta o similares) pero a mí no me es muy útil porque hago pilates (que para el fitbit es como no hacer nada) y voy a la piscina, y como NO se puede mojar (mucho menos sumergir), no es posible registrar mis esfuerzos en este medio; así que son dos ejercicios que no me contabiliza.
-Tienes que tener el bluetooth encendido todo el tiempo para que la app sincronice con la pulsera, y eso gasta mucha batería (suele durar unos 4 días). Algunos días me he dado caminatas muy largas, de más de 18.000 pasos según la pulsera, que no aparecen luego en el registro de la app; y eso hiere mi orgullo :(

-No sé hasta qué punto el sistema es preciso, así que hay que contar con un margen de error.

-Si haces el plan de comidas, tienes que registrar todo lo que comes en el día; La app tiene una buena base de datos de marcas y productos de supermercado, pero intentar meter recetas propias es muy complicado, así que yo no estoy usando esta función.

Y las cosas buenas:

- personalmente, me viene muy bien el aviso de llamadas: la pulsera vibra y en la pantalla aparece el nombre o el número del teléfono que llama, si no lo tienes registrado. Como siempre tengo el móvil en silencio, perdía muchas llamadas. A diferencia de otros dispositivos más complejos, como los de samsung o apple, no recibes ninguna otra notificación y eso me gusta: sólo me interesan las llamadas.

-La pantalla no es táctil, pero para mí es mejor; en verano probé un wereable táctil de Polar y lo devolví porque no me hacía con él, prefiero el botón a tener que tocar la pantalla (que no siempre respondía). Además me parece más resistente.

-La app es fácil de usar. Aunque la recordaba mucho mejor con el primer fit bit (en comparación con la de polar, que ya he dicho que probé en verano), ahora me parece que los datos de pulsera no se registran bien, aunque puede ser cuestión de los ajustes.
-El tamaño es muy apropiado, más sería un armatoste.

Y esta es mi experiencia. Lo bueno de este mes es que definitivamente me he obligado a caminar más, tener un objetivo diario ha sido muy positivo, aunque lo uso básicamente como podómetro y no le estoy sacando todo el rendimiento que tiene el aparato, es todo lo que necesito por ahora y espero que me dure mucho tiempo :)

¿Usáis este tipo de pulseras? ¿os animáis?

4 comentarios:

  1. Yo uso la Fitbit Charge desde el año pasado y me gusta mucho como funciona. Le estoy sacando mucho partido. El problema es la correa: en solo un año ya me lo han tenido que cambiar tres veces. Es un pena porque ya que te gastas un dinero, al menos el diseño podrían haberlo mejorado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. había leído en amazon.es muchas críticas sobre la pulsera y lo poco que dura. Todavía no he usado el fitbit el tiempo suficiente como para comprobarlo, pero cambiar tres veces en un año me parece que es como para que los de la marca se pongan las pilas con este tema, es una de las cosas por las que al final no compras este modelo.

      Eliminar
  2. Me llama mucho la atención este invento. De momento no tengo previsto comprarmelo pero anda en mente. Yo uso una aplicación del móvil que te va contando los pasos, y la verdad es que te picas un poco, jajajaja... Y el verano pasado también tenía una app para el tema comidas que se enlazaba con la otra y así ibas viendo como acababas el día si en defícit o superavit de calorías. Era bastante interesante la verdad, aunque laborioso ir metiendo todos los alimentos.

    Este año estoy vaga vaga (y lesionada, aunque recuperandome ya por fin), y he empezado la operación "cuidarme un poquito" en febrero, llevo 5 días YUJUUUUUUUUUUU

    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡sí, te picas mucho contigo mismo! eso es lo bueno, que te obligas a ir caminando a todas partes. ¡ánimo con la recuperación!

      Eliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...