domingo, 11 de mayo de 2014

Dejar pasar el tiempo sin actualizar es la muerte de un blog

Dejar pasar el tiempo sin actualizar es la muerte de un blog, porque cuando quieres ponerte a escribir, no te sale nada. Y cuanto más tiempo pase, peor.

¿De qué hablo? ¿cuento historias de la maternidad? ¿cuento que no me compro ropa desde hace mucho tiempo, porque me da pena echarla a perder? ¿que la ropa que tengo la llevo perdida de puré, de babas, de mocos...? ¿que el niño no come, que no duerme...? ¿cuento las broncas que nos echa la profesora de la guardería porque mi niño no duerme la siesta y le alborota toda la clase? ¿que han cambiado las normas de circulación y desde el viernes ya no puedo llevar la sillita en el asiento de copiloto? ¿que si conduzco y no puedo ver al bebé me pongo muy nerviosa...?

¿todos los niños son iguales o somos los padres los que nos lo tomamos con más o menos paciencia y resignación?

Esta mierda de entrada me recuerda -salvando las distancias- a aquella columna que escribía la Sarah-Jessi en sexo en nueva york, de la que sólo conocíamos que estaba llena de preguntas sin respuestas y que le daba para vivir en Manhattan, comprar zapatos de quinientos dólares, comer siempre fuera y moverse en taxi. Me hace gracia que la actriz dijera en las entrevistas que el éxito de la serie se debía a que todas las mujeres se podían sentir identificadas. Por mi parte, ni con los extras que hacían de camareras.

¡Buen día!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...