martes, 25 de marzo de 2014

tomas falsas


Hoy voy a desclasificar algunas imágenes que había preparado para el blog, concretamente para las recetas para impacientes, que nunca vieron la luz.

Expedientes X en los que las recetas no pasaron los exigentes test de prueba de la cocina impaciente, porque no eran aptas para esa categoría, o simplemente porque mi nivel de incompetencia en la cocina es alto.

Las primeras fotos son de un puddin de chocolate con arándanos muy "light"

 
 
 
La idea prometía, pero aprendí que hay conceptos que nunca casan bien juntos... creo que chocolate y light son un buen ejemplo. El resultado no fue fotografiado porque no pasó el test del sabor. Demasiado aguado como para aceptarlo como postre (o cualquier otra cosa).
 
Tengo que decir que no es la primera vez que los arándanos frescos me echan a perder alguna receta, y sin embargo, los congelados nunca me han fallado. Debe de ser que ya me he acostumbrado a la cocina urgente... o que no compro buenos arándanos.
 
El segundo ejemplo es aún peor: intenté hacer galletas rápidas, que supuestamente eran para regalar en navidad. Otro error, porque la repostería no admite prisa. Compré un preparado de galletas velvet, que no sé qué es exactamente pero suena muy maleni, al que había que añadir huevo y mantequilla.
 
Fatal. Sólo tenía que mezclar y hornear, pero la mezcla fue un asco, y encima quemé las galletas.
 
lo puse todo perdido...



y el resultado, incomestible: secas y muy azucaradas
 


experimentos que salieron mal, pero al menos me sirven para hacer un post.

miércoles, 12 de marzo de 2014

mis 10 lugares de madrid

Me gusta mucho la sección de "mis diez lugares de madrid" que aparece los viernes y sábados en la edición madrileña de EL PAÍS, en la que personas conocidas relatan cuáles son sus lugares preferidos y por qué. Siempre la leo y acabo imaginando qué es lo que yo hubiera dicho. Seguro que os ha pasado: leéis un cuestionario de los que hacen a personajes conocidos en revistas o periódicos y acabáis respondiendo vosotros mismos a las preguntas... el caso es que como no voy a salir en esa sección, he decidido que me la voy a autopublicar yo, porque me gusta y porque es sano sacarse estas cosas de dentro y compartirlas...

1.  El Enfriador

Cuando el Chino y yo vivíamos en la zona de Colombia (un minipiso con unas vistas increíbles), íbamos casi todas las semanas a esta taberna. Tienen unas tapas muy ricas y las cañas y el vermú son estupendos. Me gustaba especialmente que ya nos conocieran, tener nuestro sitio y enseñárselo a amigos. Ahora nos hemos mudado y ya no salimos, pero me sigo acordando mucho. Está en la calle Príncipe de Vergara 291.

2. El aeropuerto Madrid-Barajas

Siempre que voy allí es porque me voy o vuelvo de vacaciones (yo nunca he viajado por trabajo), así que todos los recuerdos que tengo asociados son buenos, bien por la emoción de salir, bien por el buen sabor que deja un viaje.

3. El carril bici de la calle serrano.

Me gusta porque salía en bici del minipiso de colombia y llegaba al Retiro de un tirón. El Chino iba corriendo y yo pedaleando, y no hay tantas cuestas como donde vivo ahora...

4. La zona gourmet de El Corte Inglés.

Siempre encuentro algo curioso o algún ingrediente de esos que usa la Güini y que no veo en ninguna otra parte. Eso sí, es para ir muy de vez en cuando, porque es muy caro.
El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, Paseo de la Castellana

5. El Pardo

He ido tropecientas mil veces con mi padre, con mi perro, con el Chino y ahora también con mi niño. Tengo rutas fáciles y otras más complicadas, y me gusta mucho pasar allí la mañana de los domingos.

6. La Fnac Callao

He pasado muchísimas horas viendo cd´s y libros allí. Ahora está un poco de capa caída porque entre el libro electrónico, el ipad, el ipod y demás ya casi no se venden estas cosas, pero yo he disfrutado mucho allí. Y encima ahora han puesto un ouombombo al lado, que es donde venden las gominolas que más me gustan del mundo mundial.

7. Cines Yelmo

Siguiendo la ruta de la fnac y las gominolas, subes por la calle Carretas y en la plaza del Doctor Cortezo llegas a los cines yelmo, en versión original y películas guays. He ido miles de veces, pero es posible que tarde mucho en volver... ¿cuándo se considera apropiado dejar a tu hijo con los abuelos o canguro?

8. Imaginarium

Ya me gustaba antes, pero ahora además tengo excusa para comprar cosas, jeje. Mi niño es todavía pequeño, pero los juguetes de esta tienda me flipan.
Hay muchos locales, pero yo visito el que tienen en el centro comercial de La Vaguada.

9. Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid

Soy demente y abonada del Estudiantes desde hace mucho tiempo, aquí he pasado muy buenos ratos e incluso malos-buenos ratos.

10. El INAP

Estuve ocho meses de curso tras aprobar la oposición. Fue lo más parecido a volver al instituto, pero en versión mejorada: compañeros majísimos, cañas aftercurso todos los días, a un paso de Lavapiés... y conocer al Chino ;)
Calle Atocha, 106

PD: ¿Podría ser ésta una sección fija? ¿alguien se anima a contar los diez lugares preferidos de su ciudad?


martes, 11 de marzo de 2014

si no te gusta, no me sigas

La excusa de esta semana por retrasarme en el blog: he empezado a trabajar y he empleado todo el tiempo "libre" en coser bajos y botones de la ropa de oficinista. Al parecer, antes de dejar de caber en mi ropa por el embarazo pensé que tendría tiempo para arreglarla cuando naciera el bebé. Mi yo del pasado me da mucha risa...

A lo que vamos. El otro día leí una entrada de un blog bastante conocido que me generó un cabreo un tanto exagerado, que intento canalizar con algunas ideas sin ánimo de acritud. Este es pues un post de descarga, pero vaya por delante que no pretende ser una crítica personal (y por eso no voy a decir qué blog es), sino una reflexión de todo a 100 de una que escribe un blog (que no bloguera) también del todo a 100.

La entrada en cuestión hacía alusión a las buenas maneras en los comentarios. No sé si la autora había recibido críticas injustas o no en su blog, pero se la notaba enfadada. He leído muchos comentarios trolls en blogs conocidos, y las más de las veces atufan a envidia cochina. Nunca he escrito comentarios agresivos o insultantes, pero tampoco he hecho la pelota gratuítamente. No me va el "estás guapísima" porque sí, o el dejar comentarios para recibir comentarios, yo no soy bloguera, éste no es ni pretende ser mi medio de vida, y muchas veces leo blogs sin dejar rastro.

Evitar comentarios insultantes es una norma de educación básica. Pero la entrada tenía más "normas" para los comentarios, y con algunas no estoy nada de acuerdo. Entre ellas, dar consejos a la bloguera o preguntar acerca de tal o cuál prenda que enseñan, con el argumento (no es literal, pero sí parecido) de que las blogueras no trabajan gratis para ti. Joder, lo siento pero esto me sentó fatal. Está claro que los blogs atraen publicidad porque entre los lectores hay muchos "culoveoculoquiero" (¡yo la primera!) y cuando enseñan algo que te gusta, lo quieres, lo quieres comprar YA, y preguntas. ¿Eso no es normal? yo sí he preguntado, y también he enseñado en el blog productos que he comprado y me han gustado... Lo siento pero no entiendo por qué puede molestar eso... Y lo de hablar de "blogueras" como colectivo... uffff

El tema de los consejos supongo que es muy personal, pero el argumento de "ya tengo amigos y familiares que me den consejos" me parece muy borde, incluso ofensivo.  Habrá mucho listillo que da consejos sin pedirlo, pero seguro que la mayoría lo hace de buena fe, no hay que olvidar que si lees un blog todos los días, es como si crearas un vínculo con una persona que, por otra parte, cuenta cosas de su vida...

El caso es que tras la lectura del post, estaba cabreada. Me parecía que esas "normas" lo que querían era limitar los comentarios a un "me gusta" o silencio. Para eso está facebook, y yo paso. Y lo del "si no te gusta, no me sigas" me parece radical, hay mucho espacio entre medias.

Siempre he pensado que la sinceridad está sobrevalorada, y que muchos de los que van de sinceros son unos bocazas a los que nadie ha preguntado su opinión, pero hey, todos los días, en mi "vida real", lidio con personas así, ¡no soy tan naif como para pensar que en la blogosfera van a callarse!

No era mi blog preferido, pero sí uno de los que leo habitualmente. Y he dejado de seguirlo  no por tomar absurdas represalias (es un blog con muchísimos seguidores y una menos no se nota), sino porque es lo que me pedía el cuerpo.

¿Por qué no puse todo esto en un comentario en el blog? porque no todas las opiniones son bien recibidas. Pero como éste es mi espacio, lo aprovecho y me desahogo aquí, y encima en mi horario laboral.Y si no gusta... pues eso, que cada uno tiene su opinión.

¡Buen día!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...