domingo, 9 de febrero de 2014

quinoa, café, cerezas y la tía Mame

A ver si cojo ritmo escribiendo en el blog, aunque sea para contaros que no pasa nada, jeje. Esta semana traigo la receta de la quinoa con calabaza, para Mónica de Comiendo sin Gluten, experiencias gustosas via miss marple y un librillo amable para pasar este lluvioso tiempo.

1. La receta:

Desde hace algún tiempo se ha puesto "de moda" la quinoa como alimento sano. Yo, más por el afán de probar cosas que por estar sana (las más de las veces lo sano no está nada rico) probé la quinoa usando esta receta, extraída del libro "It´s all good" de mi amada Güini. Lo más difícil es encontrar quinoa (tiendas de dietética), el resto es muy fácil, y oyes, está más que buena así, y yo la hago todas las semanas.

Ingredientes:
-Quinoa cocida (1 taza)
-Calabaza (aprox. 200gr)
-Cebolleta
-Aceite de oliva
-Zumo de limón
-Sal

Preparación:
 
La coción de la quinoa es muy parecida a la del arroz, se usa una cazuela y agua con sal. Eso sí, antes de cocer, es bueno enjuagarla un poco para quitar el sabor que tiene la cáscara. Por cada taza de quinoa, hay que poner a hervir 1 taza y 2/3 de agua, para que quede en su punto.
 
Se pone en el fuego el cazo con el agua y la quinoa a fuego alto, y cuando llegue al punto de ebullición, se baja a fuego medio y se deja durante 15 minutos. Transcurrido el tiempo, se retira del fuego y se deja reposar, colocando entre la tapa y el cazo un papel de cocina, para que absorba el resto de humedad. A los 5 minutos se retira el papel y listo.
 
Para el preparado de calabaza: se precalienta el horno a 200ºC, y se coloca en una bandeja la calabaza, cortada en cubitos pequeños y pintada de aceite, con un poco de sal. Se deja durante 15 minutos o hasta que la calabaza esté blandita.
 
Mientras, en un bol se ponen 3 cucharadas de aceite, una cucharada de zumo de limón, la cebolleta picada y un poco de sal. Cuando la calabaza esté lista, se mezcla con el resto de ingredientes, mejor si está caliente aún (a mí me gusta triturarla con un tenedor para que se quede todo bien mezclado). Se le añade la quinoa ya cocida y listo.

Es una pena que la foto sea tan fea, porque el resultado es muy bueno, de los mejores inventos que he probado últimamente :)

Yo ha he tomado como plato único y también de acompañamiento con una rodaja de salmón. Muuuy rica.

2.Una experiencia gustosa:

Cualquier día del fin de semana aprovecho que el Chino está en casa a jornada completa para darme una ducha larga, de esas en las que tras el agua llega el turno de los potingues que no has podido ponerte en toda la semana. Estos días he probado dos exfoliantes nuevas, de Miss Marple: la de café y la de cereza. 


La primera me gusta porque el del café es uno de los olores que más me gustan del mundo mundial, me da una sensación de hogar (aunque sea en el baño) que me reconcilia con la vida...

 
y la de cereza... pues que tengo ganas de primavera, y las cerezas para mí son la fruta por excelencia de esa estación.
 
3. Una lectura amable:
 
A veces el cuerpo te pide lectura heavy, y otras, suave. Yo estoy ahora con una historia claramente del segundo grupo, leyendo La vuelta al mundo con la tía Mame (Patrick Dennis, editorial Acantilado, unos 20€ en papel).
 
Es la continuación de La tía Mame, y la protagonista es una mujer muy divertida, alocada, que tiene que cuidar de su sobrino de diez años cuando los padres de él mueren en un accidente. No es una historia tipo "tres solteros y un biberón" en las que el adulto tiene que cambiar su vida para adaptarse a la del niño, más bien es lo contrario (y eso es lo bueno).
 
Lo dicho, una lectura relajada y amena.

4 comentarios:

  1. Mil gracias emperatriz :) Parece fácil la preparación, iré en busca y captura de la quinoa y en cuanto la tenga me pongo a hacer tu receta.
    Voy a echar un ojo a los potingues del gallinero, que me has despertado la curiosidad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. ¡A Ecocentro que me voy antes de ir a trabajar a por quinoa!
    No la he probado nunca y estoy en modo-sano-rico .
    Gracias por la receta y gracias por hablar así de mis mermeladas ¡eres muy de cuento¡
    Muaks

    ResponderEliminar
  3. ¡Ah!
    Y además de recetas me encanta que me recomienden libros así que esta entrada para mi , no puede ser más perfecta
    :DDD

    ResponderEliminar
  4. Hace como dos años me propuse bajar mi índice glucémico, más que nada porque mi obsesión con comer pasta era enfermiza, no tanto por los dulces. Así que me compré varios libros, entre ellos uno de recetas, y aparece la quinoa por todas partes. Por aquel entonces, me resultó imposible encontrarla, así que a ver ahora que ya he visto sirope de agave hasta en el Mercadona! ... menos mal que has vuelto al blog! lo echábamos de menos.
    MQuiza

    ResponderEliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...