domingo, 16 de febrero de 2014

Otro batiburrillo de cosas para despedir la semana...

1. La receta: "fajitas detox"
 
Vale, no es ni fajita ni os va a desintoxicar de nada, pero es una manera de comer pollo y tortillas de maíz de una manera menos calórica. Además, se pueden envolver en film transparente para llevar a cualquier sitio, así que se le puede añadir al nombre "para llevar". No se puede pedir más por menos...
 
Ingredientes:
-tortillas de maíz (o trigo), tantas como se quiera, de las que venden en los supermercados para hacer fajitas
-pechuga de pollo hervida
-espinacas frescas (o cualquier otra lechuga, o bolsa de ensalada que se tenga en la nevera)
-tomate natural troceado
-zanahoria rallada
-mostaza de dijon



Preparación (a veces pongo recetas taaaan simples que hasta me da vergüenza poner cómo se hace, pero bueno):
Primero, hervimos la pechuga de pollo en agua, con un poco de romero o de orégano, para que le dé gracia. Yo no le pongo sal ni añado al agua nada más que las hierbas. Cuando el agua empiece a hervir, es suficiente con dejar el pollo un par de minutos, para que se haga pero no quede muy seco. Al finalizar, se retira y reserva (luego se trocea y listo).
En cada una de las tortillas, untamos un poco de mostaza de dijon, al gusto (yo suelo poner una cucharadita escasa), y colocamos en uno de los lados las hojas de espinaca, el tomate troceado, la zanahoria y finalmente, el pollo. Se cierran a modo de fajita y listo.
Se puede añadir, quitar o cambiar cualquier ingrediente. Yo la he probado incluyendo aceitunas negras cortadas y está muy bueno, pero la receta original es ésta.
 
El Chino y yo hemos usado hasta casi el hartazgo esta receta para comer después de la piscina, porque es muy cómoda para llevar y no mancha nada (¡ni necesita cubiertos!)
 
2. Playlist para el momento ejercicio
 
Se acerca mi vuelta al trabajo (ainsss, me quedan escasas tres semanas para empezar) y tengo que retomar algunos hábitos como el ejercicio cardiovascular, el de sudar de verdad. A mí empezar me da bastante pereza, así que me sirvo de la música para motivarme, ésa que te hace imaginar que estás llegando a la meta de una maratón, o que te da fuerza para adelantar al que corre/nada/pedalea unos metros por delante de ti, o que te anima la cuesta arriba del parque para que no repares en lo empinado que está.
 
El ipod no corre por ti, pero oyes, algo ayuda con la lista adecuada...
 
Para empezar (yo siempre empiezo con una canción no muy cañera pero sí muy larga, porque los primeros 15 minutos son los peores y porque si empiezas demasiado fuerte te desfondas enseguida):
  • Like a rolling Stone, de Bob Dylan
  • Ready to Go, de Republika
  • I don´t feel like dancin´, de Scissor Sisters
Para la cuesta: 
  • Push it, de Garbage
  • Let me entertain you, de Robbie Williams
  • Right here, right now, de Fat Boy Slim
  • Take a Look Around, de Limp Bizkit
  • Do Ya, de Dover
  • Paul McCartney, de Scissor Sisters 
  • I gotta feelin´, de The Black Eyed Peas 
Y para los últimos minutos:
  • Everybody wants the same thing, de Scissor Sisters
  • Extreme ways, BSO The Bourne´s ultimatum
  • Read my Mind, de The Killers
Ooooh, ya me entran ganas de salir corriendo, jeje.
 
3.Lo último: para el pelo de cejas y cabeza ;)



En marzo del año pasado me corté el pelo a lo Anne Hathaway (según mi peluquero), o simplemente corto (mi visión), y desde entonces no me lo he vuelto a cortar. A ver, no es que me disgustara, es que lo de ir cada dos meses a arreglarme el corte no puede ser. Porque a mí me crece muy despacio, pero lo suficiente como para que en dos meses necesite pasar por el taller para no parecer Pumuki, así que decidí dejarlo crecer y recuperar la coleta (que el niño ya me tira del pelo con fuerza). Problema: las puntas se estropean mucho. Solución: Mermaid Hair Oil, de Captain Blankership.

Es un aceite para las puntas que vi en el blog de Maia (detrás del tocador), que puede comprarse en la tienda online de Solivia Soaps (aquí). Lo aplico después de lavarme el pelo en las puntas y la verdad es que las deja muy suaves y el olor es muy agradable, ahora sólo me queda armarme de paciencia y seguir esperando a que crezca...

El otro producto que he probado es el cepillo para cejas de Benefit (uso mucho esta marca, a ver si me patrocinan) el gimme brown, aunque me pareció carete -unos 24€- pero te deja las cejas a lo Cara Delavinge (te tiene que gustar, claro). En mi caso me viene bien porque mis cejas tienen tendencia al suicidio (hacia abajo) y se iguala el tono.
 
 Y ya me despido, a ver si la semana que viene me da tiempo a hacer todo lo que tengo pensado para celebrar que el blog cumple 4 años :)

¡¡Buena semana!!
 

2 comentarios:

  1. Oh! Qué ilusión!

    Ahora me toca a mí probar el cepillo de las cejas ;)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Por Dios Emperatriz que post mas completo, ese rico plato anotado queda ademas de cierta musica eh?
    Animo y disfruta de tus tres semanas!!

    Bss
    vistetedeseda.blogspot.com

    ResponderEliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...