domingo, 23 de junio de 2013

la güislist de verano

Ahora sí, ahora ya no hay quien pare el calor.

Toca prepararse... yo estoy muy mentalizada, me voy a pasar los meses de julio y agosto, y parte de septiembre, con la tripa creciendo y creciendo, así que todo lo que quiero este verano de no vacaciones es aire acondicionado en el trabajo y un poco de tiempo para poder ir a la piscina.
 
Bueno, y ropa bonita, fresca y barata en la que pueda entrar. Pero eso es más difícil. Otras cosas molonas para este verano:
 
Esta bolsa tan chula la he visto en la web de neveronsunday.es. Es una marca de complementos para hombre pero estas bolsas-bolsos son perfectamente intercambiables. De hecho, estaría bien por una vez que la llevara el Chino y que fuera yo la que le pidiera guardar todas las cosas que llevo en los bolsillos 

fotos: web www.neveronsunday.es
Me gustaría que en los bares y terrazas tuvieran más variedad de bebidas no alcoholicas. Hay una preocupante falta de oferta para los abstemios y nos no cocacoleros (especie que existe desde hace tiempo, mi hermana pequeña no toma alcochol ni bebidas con gas).

Un buen ejemplo son estas aguas de sabores, que probé en el evento de Hoss (post anterior) y que me gustaron mucho (no me patrocinan, esto es una reivindicación personal).

foto: web solan de carbas
Me ha pasado en muchos sitios acabar pidiendo un vaso de agua porque no tenían mosto, horchata o cosas así (no siempre te apetece una cocacola). Pues eso, que está rica.

Y por último, y no menos importante, para poder ponerme las sandalias tranquila... ¡una pedicura! es que ahora mismo no me llego a los pies, y esto sólo puede ir a peor

foto de mi instagram
Con lo feo que queda... aunque a este paso, dentro de un par de semanas ya ni me veré los pies y entonces, al menos, me dará igual.

¡Buen domingo!

sábado, 22 de junio de 2013

Petardeando en Hoss

Hace una semana más o menos me dieron dos entradas para asistir a la presentación de la colección prefall de Hoss Intropia, organizada por la revista Grazia.

Fui con mi hermana pequeña (casualidades de la vida, llevábamos el mismo bolso) y vimos ropa estupenda.



Dicho así, mola. Pero...
...antes de que las modelos pasearan la nueva colección por la escalera (sobra decir que una casi se mata, porque siempre que hay escaleras y tacones, alguien lo pasa mal), nos tuvieron deambulando por la tienda de Hoss de la calle serrano casi hora y media, y claro, una, que ya tiene tripa de siete meses y lleva desde las siete de la mañana en pie, se cansa. Y después de la segunda vuelta por la tienda, esperar la cola de las bebidas (dieron aguas de frutas de solan de cabras, muy ricamente preparadas) pues ya me tocaba un poquito de sillón. Pero no había asientos... así que yo acabé muy cansada del evento
 



Dos horas viendo la misma ropa en la misma tienda y de pie. Éste es mi resumen, y la conclusión es que mis pies no me permitirán repetir una de éstas en mucho tiempo. Me dio tiempo a pensar... ¿esto lo repiten las egobloggers dos veces por semana, encaramadas a los tacones? yo prefiero pasar las tardes de los jueves en las terrazas de mi barrio.

¡Buen día!

jueves, 20 de junio de 2013

recetas para impacientes: ensalada de kiwi, tomate y queso fresco

Hacía muchísimo que no publicaba en el blog una receta para impacientes. Ésta es de cuando yo era una estricta zonera (seguía la dieta de la zona) y te sirve para cuando llegas a la noche y no has cumplido con la regla de las cinco porciones de fruta y verdura diaria o con tu cuota de lácteos (vamos, esos días que has desayunado donuts, comido en el burger y merendado un helado). Ademas te salva una cena o un tupper en un momento de poca planificación.

Ingredientes, tan sancillo como el título del post:

-1 kiwi partido en rodajas
-1/2 tomate maduro, partido en rodajaso tomatitos cherry (mejor esta opción)
-90 gr. de queso fresco (si eres de la zona, desnatado, si no estás a dieta, vive al límite: 35% de materia grasa)
-un chorrito de aceite de oliva virgen

¿Modo de preparación? coge un plato y ponlo todo junto :)

martes, 18 de junio de 2013

new in

Reconozco que me gustan mucho los post de otros blogs que llevan este título: new in. Ropas, zapatos, bisutería, cremas... yo ahora estoy en modo "total, la semana que viene no me entrará" así que estoy ahorrando muchísimo, y me entretengo con las compras de las demás.

Eso sí, con la excusa de la feria del libro de madrid al menos he podido estrenar algo nuevo: libros.

Llevé una lista de cuatro títulos, y como quiera que apareciese por el Parque del Retiro, donde se organiza la feria, el día de más calor, tuve que ser pragmática y trazar un plan: dejar los paseos para la sombra y en las casetas comprar los dos primeros libros que encontrara de mi lista (el resto me los compraré en un establecimiento físico con aire acondicionado). El resultado, muy poético: lectura para alimentar cuerpo y mente:

La foto no es muy buena porque la hice con el móvil y la subí a instagram, pero al menos se ve lo que compré: el segundo libro de recetas de El Comidista y una novela, Tres Noches, de Austin Wright. Soy fan del blog de El Comidista porque sus recetas me parecen sencillas (mi nivel de cocina es de tertuliano, es decir, ni idea de nada) y muy apañadas, además de que el muchacho me parece muy entretenido. Y el segundo libro lo apunté por una reseña que escribió en su blog Miss Marple.
Por ahora sólo he llegado a señalar las recetas que más me gustan y a ojear por encima la novela. Estoy con "la fiesta del chivo" de Vargas Llosa que me llevará un tiempo terminar.
¡Buen día!

domingo, 16 de junio de 2013

#8J de madres blogueras

El #8J estuve con @caru_mylittlemunich en #lacasadellector #blogueando. Osease el pasado 8 de junio fui con mi compañera bloguera de my little munich al primer Encuentro para Madres Blogueras organizado por Madresfera con la revista Yodona en la Casa del Lector del Matadero de madrid, que tengo que explicarlo todo... :)
 
¿Acaso soy yo madre? ¿acaso cuento anécdotas de madre en este blog o pongo fotos de comidas con caras para conseguir que los niños asimilen algo de fruta, o me desdoblo con los horarios para ayudarles con las tareas, manualidades y aún así ir al gimnario para tener un culo con el que pueda partir nueces? a todo esto contesto que no. Pero es lógico que al quedarme embarazada empezara a pensar en que tendría que cambiar hábitos y que lanzarse al sillón después del trabajo no sería una opción cuando tuviera en casa un bebé, así que empecé a indagar en el matriarcado blogueril para obtener información, y me aficioné a muchos de estos blogs.
 
Afortunadamente encontré a muchas mujeres que no llegan a todo, que dramatizan en el sentido más humorístico de la palabra y ahora ya me siento más segura: voy a ser una madre de arrggh, pero sobreviviré (estoy tranquila porque al menos mi criatura tiene un padre muy apañao, que le hará comidas con dibujos para que no le falte de nada).
 
El encuentro de Madres Blogueras me sirvió sobre todo para dos cosas: conocer otros blogs y darme cuenta de que todos los encuentros de blogueros se parecen demasiado: no importa la temática, al final se acaba hablando de lo mismo: posicionamiento, visitas, marcas...
 
la tapa del cuaderno que nos regalaron para tomar notas: se fue casi en blanco
 
He leído algunos post de blogs de madres que sigo sobre este encuentro y muchas de las cosas que cuentan no me casan con lo que yo viví. Me pasa a menudo en estos eventos. Lo que más me ha llamado la atención ha sido leer que había mucho ego, cuando precisamente lo que noté era todo lo contrario (al menos comparado con los blogs de moda). Las quejas sobre las marcas y lo que ofrecen es otra constante, pero también es algo que no conozco de cerca.
 
la intervención de Desmadreando fue de lo mejor de la jornada, divertidísima, y además obsequió a todos los asistentes con galletas personalizadas (¡¡300 personas!!)
 
Personalmente lo más provechoso, y aquí termino esta entrada, fue un taller que organizaba Johnson sobre el baño y el masaje del bebé. Ahí sí que tomé apuntes... que posteriormente pasé al Chino, claro.
 
Como dije en instagram cuando subí las dos fotos que ilustran esta entrada, los cambios en la vida tienen su reflejo en el blog. Quien sabe, a lo mejor me animo a hacer recetas con caras, para que entre el pescado...
 
¡Buen domingo!

martes, 11 de junio de 2013

compras online

El mes pasado estuve de compras online, y como soy de las que buscan opiniones en internet antes de lanzarme a darle al paypal, os cuento por aquí mis experiencias, por si a alguien le pueden ser útiles.

La primera compra que hice fue en MIMUB. Se trata de una página de venta online de muebles y accesorios para la casa, que había conocido en decorAcción. Me gustaron mucho los muebles que vi entonces y me suscribí a su newsletter, pero nunca me había decidido a comprar, hasta que vi una alfombra para el salón que se parecía mucho a la que andaba buscando.

El pago se hace con tarjeta de crédito, no hay gastos de envío a partir de 80€ y puedes elegir que te manden la mercancía a otro domicilio que no sea el tuyo y por supuesto tienes la opción de devolverlo, aunque los cargos entonces corren por tu cuenta (chungo, con lo que pesa una alfombra). El plazo de entrega no es fijo: primero tienes que esperar a que termine la venta (son ventas efímeras que duran unos seis días) y luego te lo envían a casa, así que calcula no menos de dos semanas. En mi caso fueron 20 días en total.


La alfombra llegó bien, sin taras ni problemas, eso sí, no venía enrrollada sino en una caja, así que está un poco doblada.

La segunda compra que hice fue en la web de asos. Ya sé que esta tienda es más que conocida, pero a mí comprar ropa por internet no me convence mucho, por el tema de las tallas. En este caso reconozco que fue una compra un poco ansiosa, de unos zapatos que había visto en un blog y que vi muy ponibles y muy cómodos, y me lancé.


También pagué con tarjeta y sin gastos de envío (me imagino que ya te los cobran en el precio, pero es una buena política para no llevarte sorpresas al final del proceso de compra), y me dieron una fecha estimada de recepción del paquete que luego se acortó en dos días. Además te envían un correo electrónico el día anterior de que llegue tu paquete para que puedas organizarte, y si quieres, cambiar la fecha por otra.

En cuanto a los zapatos en sí, pues tengo el mismo problema que tengo en casi todas las tiendas: pedí un 39 porque estoy siempre entre el 38 y éste y me están un poco grandes, pero sé que si los cambio por un número más pequeño los otros me van a apretar, así que me los he quedado porque realmente me gustan, me parecen cómodos y creo que les voy a poder dar mucho uso.

En resumen, no he tenido problemas en ninguna de estas compras, así que yo las recomendaría.

¡Buen día!

domingo, 9 de junio de 2013

alpargatas, espardenyas, espadrilles...

El calzado antes conocido como alpargata o espardenya, ahora en el argot fashionista espadrilles, nos invade este año y, he aquí la novedad: carísimo.
Yo tuve unas alpargatas de mercadillo, como las de todo el mundo mundial, tiradas de precio y bastante malas: no se distinguía el pie izquierdo del derecho, porque la horma la ibas haciendo tú mismo a base de pisar (sin mucho garbo), y un día me las puse del revés y tropecé un pie con el otro y besé el suelo como una papisa. Fin de las alpargatas de mercadillo.
El año pasado, sin embargo, tiré la casa por la ventana y me compré un par de alpargatas en Castañer (oyeeee, qué nivelazoooo) de cuña moderada y tipo merceditas. Muy cuquis, cómodas, ponibles.
Y este año el acabose: yo quiero las de Chanel. A ver, yo quiero muchas cosas en la vida, alguna de ellas sucias cosas materiales, y me fliparía tener unas Chanel, que en este caso, como comprenderéis ya pierden el nombre de alpargata y se rebautizan como espadrilles. Lo curioso del asunto es que deben de costar unos 300 eurazos pero las tiene todo el mundo. No es que me lo esté pensando, que va a ser que no, pero suponiendo que la profecía del canal Meteo francés se cumpla y este año no tengamos verano, ¿cuándo me iba a poner unas zapatillas de 300 euros que no se pueden mojar y que sólo sirven para cuando hace calor? pues eso.
No afligirse: que si lo que se quiere es llevar unas alpargatas que no sean de mercadillo este año hay modelos en todas las tiendas, aunque me temo que para cuando empiece el calor habrán sido sustituidas en las estanterías por las botas cerradas de la nueva temporada...
A mí las que más me gustan son las de PeSeta. Pero como me daba cargo de conciencia comprármelas, se he regalado a mi hermana por su cumpleaños, y las he sacado de la caja para enseñarlas en primicia (no pasa nada, mi hermana no lee este blog). Eso sí, si al final no se las queda, me las apando yo:
Y las de mint&rose, tienen la gracia de que te hacen el efecto bicolor chanelero:
foto: web mint&rose
Pues hasta aquí por hoy, que más ya es aburrir. ¡Buen domingo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...