martes, 14 de mayo de 2013

¡oh! rmonas

Ando con despiste hormonal, propio de los casi cinco meses de gestación que ya paseo.

En realidad, y para los que me conozcan, llevo embarazada "casi" de cinco meses mucho tiempo, noto que la gente ya sospecha.

Lo que pasa es que tengo una barriga taaan grande para las semanas de embarazo reales que uso una definición más vaga para no deprimirme, porque ya tengo comprobado que a la gente le encanta decirte lo gorda que estás. Es que lo disfrutan, oyes.

Debe de ser una especie de contención social que se destapa por completo ante una embarazada. Porque en las conversaciones de ascensor nadie te suelta que has engordado mucho (a no ser que se quiera llevar un moco pegado en la espalda), a menos que, eso sí, estés embarazada, porque entonces todo vale.

El otro día el Chino y yo nos enteramos de que vamos a tener un niño (quiero decir que tiene pito). Y hoy en el trabajo me han preguntado, y al contar que era niño, una "compañera" me ha soltado:

-Pues yo pensaba que sería niña, como se te han puesto las caderas tan grandes
(desconozco si esta afirmación tiene base científica, pero sospecho que la intención era hacerme saber que parece que tengo en niño en las cartucheras y no en la tripa)

Y la que estaba al lado, comenta (en voz alta, eh)

-Si ésta ha sido siempre de caderas anchas

Y yo ahí, delante, en un momento calma total que ha impedido que saliéramos en los periódicos. Y un rato después me ha entrado un cabreo... pero claro, me he reprimido porque ningún juez admite como eximente el embarazo si la agresión se produce con retardo. Y luego me he acordado de la Cospedal, y que oyes, si a ella le sirve el discurso del despido en diferido, pues a lo mejor también cuela montar el pollo en diferido...

Otra de las cosas que les pasan a las embarazadas es que te toquen la tripa, como si te sacaran brillo. Pero bueno, eso otro día, que no todo son quejas. Ya empiezo a notar el instinto maternal: el otro día en la piscina, disfrutando de la ingravidez que da el agua, se metió en mi calle el típico plasta que cree que la piscina es suya y puede ir dando brazadas y patadas a la gente. Y me descubrí pensando que si me rozaba la tripa, le iba a hacer una aguadilla de despedida (para siempre) en el agua. Es un instinto muy bonito :)


14 comentarios:

  1. Anda! Lo de las caderas no lo sabia.... sabia q si tienes la barriga de una u otra forma ... o q si estás más guapa va a ser niño??? Incluso el latido... .. y lo de que te toquen la barriga... uf! Yo estuve por mandar a alguien a la mierda.... en fin...
    Enhorabuena por el niño! Ahora a buscar nombres?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del latido no lo había escuchado nunca, jeje. ¡Gracias por la enhorabuena! :)

      Eliminar
  2. jajaja, no soy madre ni estoy embarazada pero te entiendo perfectamente!

    Que mania de ver una embarazada y llamarla "gorda" o "gordita" , aaarg!!

    Y lo de tocar la tripa? que se dejen de tanto sobo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que a mí una del trabajo ahora me llama "gordi" y un día sí que se va liar pero bien gorda ;)

      Eliminar
  3. ¡¡Cómo me recuerdas a mi hace unos meses!! Yo creo que me pasé todo el embarazo cabreada. Eso de que te toquen la tripa lo odiaba, ¿desde cuándo mi barriga es algo público? A una señora le paré la mano antes de rozarme, y encima se cabreó (señora, ¿le toco yo a usted a ver qué tal?) Y luego vienen las que te cuentan sus partos y embarazos, o si no los de sus primas, tías, amigas y vecinas, ¡¡horror!!
    Si aceptas un consejo, no te amargues por nada ni por nadie, disfruta de tu embarazo todo lo que puedas. Que, aunque parezca mentira, se pasa muy rápido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el consejo, intento tomármelo lo mejor que puedo, pero hay actitudes que no comprendo... aunque ahora tenemos otra embarazada en el trabajo y seguro que lo notaré menos, jeje

      Eliminar
  4. Caderas anchas!!?? Anda ya!! Estás perfecta seguro!! Es normal que cojas peso y que el cuerpo cambie pero es un cambio precioso ya sea de caderas o de tripa.

    Y sí, yo soy de las que toca la tripita (te has librado esta vez) pero siempre pido permiso antes (menos con Sandra, pero no me lo podría haber impedido de ninguna manera, jaja)

    Besos y que sigas tan requeteguapa como me han dicho que estás!! :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anda, que lo de tocar la tripa no va por las amigas! precisamente lo que no me gusta es que gente con la que no tengo ninguna confianza se tome tantas confianzas con mi tripa!

      Eliminar
  5. Juajuajua no he parado de reirme con tu post! Besos!

    ResponderEliminar
  6. Vaya brujas,no??
    Grrrrrrrrrr
    Dales caña!
    Bssssss

    ResponderEliminar
  7. Jajajjjjaaaaaaaaja¡veo que las oh- rmonas no te han quitado el sentido del humor .
    Conozco a mujeres que con tu tamaño de tripa mutaban de Heidi a la niña de El Exorcista en cuestión de minutos .
    Tienes razon ¡que mejor que una embarazada cerca para poder llamar gorda a una mujer!
    ¡Un niñoooo!
    Quė bien .
    Te has quitado de un plumazo el tema de las peineteras Barbies
    Gracias por contárnoslo

    ResponderEliminar
  8. Felicidadeeeeeeeeesss que bonita noticia, espero que todo salga bien Paula y a tus compis........que las den !!!!

    Bss
    vistetedeseda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Congratulations! Pues la verdad que yo nunca he estado embarazada y no sé lo que siente si te llaman "gordita" o te "soban" la tripita. Pero desde el otro lado de la acera, es decir de no embarazada yo solo le he tocado (y pienso seguir haciendolo mientras me lo permitan...) a "mis" embarazadas, las demás tripas la verdad que me no me atraen.lo unico paciencia y mucha psicologia....M.Chus

    ResponderEliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...