domingo, 18 de marzo de 2012

¿El baño, por favor?

Una escena común en un restaurante: alguien se levanta para ir al lavabo, y cuando vuelve, pregunta en voz baja al resto de la mesa: "¿habéis visto el baño de este sitio?" . A continuación se produce una estampida hacia el baño, que hace que el resto de los comensales del salón se pregunten qué demonios habrán pedido en esa mesa para que se produzca tal efecto...

Y es que parece que ya no es suficiente con que el comedor haya sido diseñado por el interiorista de moda (de la carta, el servicio y los precios no digo nada, que para algunos es lo de menos, jeje). Ahora hay que echarle imaginación hasta en la escobilla del wc.

Como no suelo llevar la cámara de fotos al baño, no puedo poner ejemplos propios, pero os enseño las imágenes de algunos restaurantes hechas por alguien de San Francisco que sí se ha tomado la molestia de hacerlo...

El Barrel...



El Flourwater...


El Gitane...



el Loló (¿?)




y el Spencer...


Evidentemente, he copiado los nombres de la fuente, no tengo yo ni idea de qué restaurantes son estos ni de su especialidad, pero la idea me parece curiosa.

Yo confieso que me fijo en los peores detalles. No me gusta nada la moda de las puertas transparentes (el concepto de puerta pierde todo su significado) ni los símbolos ambiguos para distinguir el baño de las chicas del de los chicos.

¡Buen día!

Fotos:refinery29

sábado, 17 de marzo de 2012

recetas para impacientes: styr fry de pollo con brócoli

El wok: un invento.

Vale que el wok es un sartenazo descomunal, condenado a esconderse cuando no lo usas en el horno (ese armario de cocina camuflado de electrodoméstico donde van a parar todas las sartenes que no sabes dónde colocar), pero es un invento para los impacientes en la cocina: ahorras tiempo porque se calienta rápido, ahorras tiempo porque como no salpica limpias en un plisplás, y además es como una maraca donde puedes convertir todas las sobras de la nevera en una comida exótica. Con las mismas, os enseño una receta que se puede hacer rápidamente en el wok, o más despacio en una sartén convencional.

Ingredientes para una ración:
  • 1 cabeza de brócoli, cortada en trozos
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo (ahora lo venden en muchos sitios, pero el mejor que he probado yo nunca es el del Gourmet de El Corte Inglés, un envase pequeñito, con todas las letras en japonés) 150 gr. de pollo
  • 2 cucharadas de tamari
  • semillas de sésamo
  • 2 cucharadas de jengibre picado, fresco
  • 1 diente de ajo, pelado y picado


Preparación:

En una cazuela con agua y un poco de sal, ponemos el brócoli hasta que esté tierno, a fuego medio-bajo (3-4 min). Cuando esté listo, se retira y reserva.

Calentar el wok a fuego medio-alto. Añadir el aceite de sésamo y saltear los trozos de pollo, removiendo, durante 3 minutos. Agregar el jengibre y el ajo, y cocinar hasta que empiece a desprender olor. Añadir el brócolo y el tamari. Tapar y dejar cocer al vapor durantge 2-3 minutos. Para servir, verter la mezcla en un tazón grande con las semillas de sésamo.

¡sano y sabroso!

miércoles, 14 de marzo de 2012

cómo llevar un pantalón floreado y no morir en el intento

Aunque no me convencen los pantalones de flores (y los estampados en general, porque no me interesa el efecto visual que provocan), creo que es mejor estar preparada para combinarlos, porque no puedo descartar que en el futuro sea víctima de un ataque de "tengo que tenerlos" cuando los vea por todas partes.

Eso sí, lo más sencillito posible:




Los pantalones de la foto son de zara, el jersey de h&m, los zapatos de Romwe y las gafas de ASOS.

Foto: refinery29

martes, 13 de marzo de 2012

He probado: aquasource nuit, de biotherm

Con este tiempo tan seco, estoy gastando el doble de crema hidratante. Tanto, que el otro día tuve que reponer con urgencia la hidrantante de noche, y decidí probar una de biotherm que había visto anunciada en TV, que traía de "regalo" una crema de día (también me hará falta reponerla pronto, a este paso).

No sé si conocéis esta marca, yo me he animado a escribir el post por si alguien más había visto el anuncio y tenía curiosidad.

De Biotherm ya había probado cosas antes, y lo bueno que tiene, para mí, es que utiliza texturas muy ligeras, y que todo tiene un olor muy fresco, nada pastoso (un poco artificial, eso sí). 


La sensación que deja es muy agradable, nada pesada. Aunque es para todo tipo de piel, y promete hidratación prolongada, me va un poco justa para lo que yo necesito ahora, así que no creo que repita. Quizá un ambiente más húmedo ayudaría un poco, pero por ahora, tendré que ponerme doble ración.

Qué ruina, afirmo.

¡Buen día!


domingo, 11 de marzo de 2012

¡SIGAN A ESE ABRIGO!

Siempre me pasa lo mismo: cuando terminan las rebajas, me entra la necesidad de comprar algo de la temporada que acaba de pasar.

Ahora mismo ando colgada de los abrigos beis, a poder ser de manga trescuartos, como el que lleva la chica de la foto:


Y este otro, que tiene toda la manga entera, y a la chica le queda tan estupendamente bien que hasta hace que desee volver a tener el pelo largo (es que me lo acabo de cortar, y mucho)

En zara tienen dos modelos parecidos. El blanco me gusta, pero el corte del de color beis no termina de convercerme...


Bueno, en realidad de la segunda foto no me convence nada, parece que la modelo hubiera pegado el estirón y todo le quedara corto...


También he pensado en recuperar un abrigo que me compró mi madre hace unos doce años, que luego se quedó ella (lo que viene siendo un regalo boomerang). Los puños están ya muy desgastados, así que podría ser una solución de reciclaje, muy económica. Sólo me falta convencer a mi madre :s

En julio, cuando empiecen a poner los abrigos, querré rescatar lo que pasé por alto en las rebajas. Todos los años igual, que lerda soy.

¡Buen día!

Foto: vogue.es

sábado, 10 de marzo de 2012

las cosas raras que cada uno hace

Cada uno tiene sus manías, no hay que juzgar si no hacen mal a nadie.Por si alguien lo dudaba, voy a contar la mía, que es comprar cosas un poco especiales para comer.

A la compra normal, la ordinaria, va el Chino. Los lunes agarra el carrito y se marcha al super, y muy disciplinado él, no se sale la lista. Bueno, tiene un trauma raro con las aceitunas y siempre trae un par de latas, esta semana hemos juntado seis y se lo he tenido que decir: "no más aceitunas, que cada martini lleva sólo una y ocupan mucho sitio".

 A la compra chachi voy yo sola, porque una de las cosas que tenemos los maniáticos es que nos gusta ejercer sin testigos (te ponen caras raras y te cortan el rollo). Yo voy al super de ECI y flipo en colores*. Desde aquí os lo digo, si compartís manía conmigo, tenéis que pasaros por allí, cada vez tienen más variedad en comidas raras.

Antes de seguir con esta historia, os comento que todo empezó por seguir las recetas del blog de Güini Paltrow, que usa unos ingredientes que parecen de coña. Yo al principio no encontraba nada de nada, me iba a hacer la compra y volvía con las cosas de la lista normal, un rollo. Eso fue antes del super de ECI, claro. Me siento como Carmen Lomana adquiriendo allí los ingredientes más exóticos del mundo: ensalada de algas (de cultivo ecológico), mezcla de arroces salvajes, harina para tortitas sin gluten, aceite de sésamo, de coco (para cocinar, no el de tomar el sol), kéfir, mayonesa sin huevo, barquillos vieneses...

Lo malo es que la manía sale cara. El otro día, para sentirme mejor conmigo misma, en uno de estos viajes al super-guay le compré al Chino galletas de chocolate,  y elegí un paquete de galletas con quinoa, sirope de ágave y chocolate de comercio justo. "¿Y esto qué es?", va y me dice. "Pues galletas sanas, qué va a ser. Yo he venido comiendo por el camino y a la sexta ya empezaba a notar el sabor a chocolate".Y me suelta: "Eso no es sano, es un atracón, y te va a sentar mal".

Jo, yo con la sabiduría del Chino no puedo, de verdad. Prefiero pensar que la quinoa me sienta mal a reconocer que me he dado un atracón. 

La mujer de Confucio debía de ser una santa.

(*) para productos ecológicos me hago una excursión al ecocentro, en la calle Pablo Iglesias, o a La Magdalena de Proust, en la calle Regueros. Si quiero guarrerías, voy al Taste of America, en la calle serrano, a la altura de la República Argentina (todo en los madriles).

jueves, 8 de marzo de 2012

no es Hermès, pero molaaaaaaa

Ya he hablado alguna vez de lo peligroso que es esto de los blogs para crearte necesidades que no tenías. 

Es increíble como se puede pasar del odio (o la indiferencia) a la necesidad en todo lo que tiene que ver con la ropa. Las zapatillas de Isabel Marant (por ahora odio), los relojes casio, el bolso de moda... como algo empiece a salir en los blogs que me gustan, termina por generarme la ansiedad de salir corriendo a por ello. 

Me ha vuelto a pasar. El brazalete Collier de Chain de Hermès siempre me había gustado. Mucho más cuando se lo vi a mi amada Güini Paltrow (si seguís GOOP, su blog, sabréis que lo lleva hasta cuando cocina), pero ni siquiera se me había pasado por la cabeza tener uno, por su elevado precio. Lo que no sabía es que existía una opción asequible. El otro día, Mireia, de Mydailystyle, enseñó estos barazaletes (aquí), pero no decía dónde se pueden comprar porque los suyos habían sido un regalo -que traducido en mi cabeza significa "hay que encontrarlos como sea"-. Alarma. Busqué en sangoogle, y hallé lo que tanto ansiaba: una web donde venden estos brazaletes. Vale, primero encontré el blog de The Litium Girl, en el que mostraba el brazalate que se había comprado, y para mi suerte, desvelaba la fuente de su hallazgo...  el paypal (invento demoniaco) hizo el resto.

A falta de tenerlo en mis manos, muestro la foto "oficial" del que me he comprado:
Es de YDELTUYT, y cuesta 16.95€ (más 2.90€ de gastos de envío). Los han tenido en otros colores, pero en el momento en el que hice la compra, no quedaban más que en azul y rojo.



Espero que sea tan chulo como parece en la foto, y espero ponérmelo mucho.

¡Buen día!

martes, 6 de marzo de 2012

vivir en una revista de decoración

La foto pertenece a una campaña de publicidad de zapatos, de la marca marais (si os gustan como para pagar 150$ por ellos, pinchad aquí) , pero a mí lo que me llama la atención es la alfombra (también podría ser una colcha, pero a mí, que me da una pereza horrosa llevar ropa al tinte, me cuesta creer que alguien pueda subir los zapatos a la cama).


Veréis, es que llevo dos años buscando casa y esto produce un efecto perverso, que es idealizar la casa que deseas, mucho más si te dedicas a mirar blogs de decoración y revistas del ramo en el VIPS. Y yo me imagino viviendo en una casa con techos altos, puertas blancas y seuelos de parqué con alfombras en los pasillos. Y cuanto más tiempo pasas buscando, más idealizas tu casa perfecta, y menos opciones te quedan.

Y de las cocinas, mi gran obsesión, ni hablo.

Foto: marais

lunes, 5 de marzo de 2012

...y muchas más sorpresas!

El post de hoy es una reflexión del todo a cien, sin foto ni nada.

Siempre he perdido el tiempo dando vueltas a tonterías, pero desde que escribo el blog además lo dejo por escrito. Es como una terapia baratita, y el tema que ahora me ocupa es el de la utilizadísima coletilla de "...y muchas más sorpresas!" (es que lo he leído en el blog de Paula Echevarría, que anuncia su página de feisbuk, y me ha venido a la cabeza).

Esta frase, gancho para que te apuntes a las chorradas más chorras del mundo (desde el Club Megatrix hasta el aniversario de Opencor) es un concepto indeterminado que encierra muchas decepciones. Cuando pienso en ello, me imagino paquetes de regalo muy bien envueltos, pero en realidad no es nada, es una frase hecha para cerrar una publicidad y terminar de convencerte. Nunca habrá más sorpresas, al menos lo que yo entiendo por sorpresa (y no las ofertas de ADSL, que esas sí que dan sorpresas).

Esto me recuerda a cuando era pequeña y la profesora de religión (en esa época en la que en el colegio público todavía era opción mayoritaria) nos decía que la misa era una fiesta. Y la verdad, cuando acompañaba a mi abuela a misa me esperaba otra cosa. Porque sí, hay gente, música, y hasta comida y bebida si me apuras, pero claro, yo tenía otro concepto.

Con lo que me gusta a mí una buena sorpresa, y tengo el carnet del Club Megatrix sin estrenar. Qué pena.

viernes, 2 de marzo de 2012

MIS PANTALONES "BEYONCÉ": LEVI´S CURVE ID

No es un post patrocinado, pero tenía que contarlo aunque ello signifique hacer publicidad.

Aunque siempre he anhelado una figura rectilínea, lo cierto es que me parezco mucho a un pequeño botijo. Vamos, que en El Señor de los Anillos haría de hobbit, no entraría en la ¿raza? de los hombres y mucho menos en la de los elfos.

El caso es que a mis redondeces y a mí nos cuesta mucho entrar en los vaqueros, que si no me aprietan en las cartucheras y el culamen, me quedan enormes de cintura y se me quedan flojos en la zona de la pelvis-efecto paquete, por decirlo finamente- así que, para ir concluyendo con los antecedentes, diré que los pantalones me lucen poco.

El año pasado desembarqué en NYC y como todo turista que se precie, me fui a la tienda de Levi´s, que entre el precio que tienen allí los vaqueros y el cambio del dólar al euro (mucho más ventajoso el del año pasado que el corriente) te salen a precio de zara. Fue entonces cuando me probé los ID, que para mí son los pantalones-Beyoncé por razones que todas tenemos en mente, y en cuanto me los probé supe que eran lo que tanto tiempo había estado buscando.Me compré dos pares, por cierto.



Es fantástico llevar unos pantalones con los que no se te salen las bolas de los ojos cuando te agachas, no te aprietan las cartucheras (recuerdo con vergüenza cuando una compañera de la universidad me preguntó que qué llevaba en los bolsillos, señalando mi "zona problemática") o no te hacen flojos en la cintura, porque todo está en su sitio. Se acabó sentirme amorfa, ahora sé que hay más mujeres como yo (gracias, Beyoncé, por dar la cara-o el culo- por todas).

Lo que no entiendo es por qué han tardado tanto tiempo en inventarlos. Que desde que Coco Chanel inventara el little black dress, el bolso 2.55 y las rayas marineras para el verano no había habido nada nuevo, y vale, que todo eso está muy bien, pero se nota que la Chanel no tenía las caderas anchas.

Pues eso, un invento. Por cierto que yo llevo los bold curve, pero hay otros modelos que se ajustan a otros tantos tipos de mujeres.

¡Viva la diversidad!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...