martes, 19 de junio de 2012

cosas que no puedes hacer sin luz (y que se echan de menos)

Hemos cumplido un mes sin luz en casa.

No tener luz en pleno s XXI es muy chungo. Yo he dejado de ser persona, soy un ente del s XVII que vaga por el pasillo de casa con un velón (aromático, eso sí) para ver por dónde pisa, y el móvil rogando por cargar batería en la otra. La vela (tamaño XXL) nos la regaló una amiga con mucha visión de futuro, y la estamos sacando un partido que no veas. Es de esas velas que crees que no se va a consumir antes de jubilarte, pero a este paso no nos llega a vacaciones. El Chino, por su parte, se ha hecho con un farol del Decathlon al que hay que darle cuerda para que te alumbre medio minuto. Está sacando unos bíceps que ya quisiera Stallone.

Ahora hay muchas cosas que no puedo hacer por falta de corriente, como ver la tele. Aunque este punto tiene sus ventajas: noto que tengo más tiempo, hasta he hecho una lista de las cosas que no puedo hacer en casa, que he clasificado alfabéticamente, por orden de importancia, por categoría y por número de letras. Vamos, que tengo mucho tiempo. 

Una de las cosas malas es que no puedo arreglarme. Vale, el desodorante no se enchufa (por ahora), pero no me refiero a la higiene diaria y básica, sino a las cosas que hacen que tu pelo luzca estupendo y no centrifugado (secador, plancha...), o que los pelos de las piernas desaparezcan. Mi depiladora está muerta de risa y yo sigo con pantalón largo. Sí, existe la cuchilla, pero probad a hacerlo en un baño a oscuras: la matanza de texas os parecerá una peli de Disney.

El blog se está resintiendo mucho de esta falta, pero a cambio me he hecho con un smartphone y ahora tengo WhatsApp, Instagram y otras cosas que no sé para qué sirven pero que son gratis.  Me calma el mono de bloguear, y me mantiene contectada con el mundo, hasta que me den la luz. Y después de la luz, vendrá la odisea de la conexión del ADSL... prefiero no pensarlo.


13 comentarios:

  1. bienvenida al mundo del teléfono listo. Cayó al final el I-phone o fuiste ratilla como yo...es que son tan bonitas las cosas con la manzana que cada vez que miro mi Htc negra me pongo a llorar. qué gusto leerte de nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fui ratilla... tengo un samsung que aunque me gusta, no es un i-phone, desde luego. Me parecía que era demasiada inversión para lo torpe que soy, pero bueno, siempre hay tiempo para adquirir las numerosas actualizaciones del i-phone, jeje.

      Eliminar
  2. Jajajjaj me parto... hija con el cirio ese parecerá eso la misa del Gallo jajaja. Oye que si, lo de la higiene diaria supersuper importante. Bueno hoy hace un día para pantalón largo... que has cantado la danza de la lluvía?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, por mucho que llueva yo sigo pasando calor, jeje. ¿Existe una danza de la electricidad? necesito una tormenta eléctrica, como en Frankestein :)

      Eliminar
  3. jajajaja, ay pobres!! espero que esta época sin luz pase rápido.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡hoy tengo que llamar a Ana, porque ya tenemos el boletín!

      Eliminar
  4. Pobreta.. ánimo con este episodio de tu vida, cuando pase, seguro que os reís un montón! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una situación cómica, pero seguro que en el futuro la recordaré con más cariño que ahora, jeje

      Eliminar
  5. está bien por un tiempo... pero se pasa mal, no fastitides...
    oye, ¿te gustó el libro que compraste en la feria? lo he tenido en la mano alguna vez, dudando si comprarlo. Dime algo...
    Marián

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien, el personaje principal es como Forest Gump, pero en sueco. Es entretenido, a mí me está gustando pero todavía me quedan más de cien páginas, la cosa se puede torcer.

      Eliminar
  6. ¡No hay nada como perder algo para valorarlo!
    Yo estuve sin lavadora unos días y desde entonces cuando me levanto ,le doy unos besos que la tengo agobiada .....
    ¡Te echaba de menos!
    ¡La luz!
    Se me había olvidado que existía .
    Pero ........la vida es mås romántica ¿No?

    ResponderEliminar
  7. Yo me acabé mudando temporalmente a casa de mis suegros. Siento muchísimo todo esto, cuando dimos todo de alto, nos mudamos, pero la cocina no llegó hasta un mes después, frigorífico incluido, y casi me da un telele de los buenos. En este al menos teníamos pila, en el otro (donde también vivimos un tiempo sin cocina), tenía que lavar los baños en un barreño. En resumen, que las mudanzas traen consigo historias para no dormir. Que te sea leve corazón!!!!

    ResponderEliminar
  8. Pues mucho ánimo y que se solucione pronto :-)
    Besos

    ResponderEliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...