sábado, 17 de marzo de 2012

recetas para impacientes: styr fry de pollo con brócoli

El wok: un invento.

Vale que el wok es un sartenazo descomunal, condenado a esconderse cuando no lo usas en el horno (ese armario de cocina camuflado de electrodoméstico donde van a parar todas las sartenes que no sabes dónde colocar), pero es un invento para los impacientes en la cocina: ahorras tiempo porque se calienta rápido, ahorras tiempo porque como no salpica limpias en un plisplás, y además es como una maraca donde puedes convertir todas las sobras de la nevera en una comida exótica. Con las mismas, os enseño una receta que se puede hacer rápidamente en el wok, o más despacio en una sartén convencional.

Ingredientes para una ración:
  • 1 cabeza de brócoli, cortada en trozos
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo (ahora lo venden en muchos sitios, pero el mejor que he probado yo nunca es el del Gourmet de El Corte Inglés, un envase pequeñito, con todas las letras en japonés) 150 gr. de pollo
  • 2 cucharadas de tamari
  • semillas de sésamo
  • 2 cucharadas de jengibre picado, fresco
  • 1 diente de ajo, pelado y picado


Preparación:

En una cazuela con agua y un poco de sal, ponemos el brócoli hasta que esté tierno, a fuego medio-bajo (3-4 min). Cuando esté listo, se retira y reserva.

Calentar el wok a fuego medio-alto. Añadir el aceite de sésamo y saltear los trozos de pollo, removiendo, durante 3 minutos. Agregar el jengibre y el ajo, y cocinar hasta que empiece a desprender olor. Añadir el brócolo y el tamari. Tapar y dejar cocer al vapor durantge 2-3 minutos. Para servir, verter la mezcla en un tazón grande con las semillas de sésamo.

¡sano y sabroso!

8 comentarios:

  1. Pues yo soy d las torpes, torpes en la cocina pero la receta q nos presentas no parece muy difícil y tiene una pinta muy suculenta. Así q lo mismo m animo y lo intento, cruzaré los dedos pq cualquier parecido con lo q nos muestras estoy segura q va a ser mera suerte, jajajaj.
    Un beso mi niña y gracias por compartir esta receta y explicarla tan bien!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como diría El Comidista: el nivel de dificultad de esta receta es de tertulianos. Chupao.

      Eliminar
  2. Noooo, yo tiré mi wok en un ataque ordenando trastos de cocina que nunca usaba, y tal y como lo pintas parece muy fácil y recetas fáciles es justo lo que necesito, ahora que soy ama de casa sin vocación. buen puente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡qué pena! yo me compré el wok en ikea por unos eurillos, creo que es un poco malo pero todo se cocina en unos minutos, así que me he hecho vaga y lo uso siempre que puedo, jeje.

      Eliminar
  3. Noooo, yo tiré mi wok en un ataque ordenando trastos de cocina que nunca usaba, y tal y como lo pintas parece muy fácil y recetas fáciles es justo lo que necesito, ahora que soy ama de casa sin vocación. buen puente!

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Si te gusta la comida oriental, ésta te parecerá buena. Aunque es más suave que las recetas orientales auténtivas, el sésamo y el mirin hacen que se le parezca. bss

      Eliminar
  5. Me gusta y me la apunto, tanto el brécol como el pollo son habituales en mi nevera, y nunca está de más una receta nueva para prepararlos. Yo también tengo un wok, en el cajón de las sartenes. En mi casa está terminantemente prohibido usar el horno como armario improvisado; lo uso tanto que, si cada vez tuviese que sacar las cosas para encenderlo, me volvería loca!

    ResponderEliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...