martes, 28 de junio de 2011

sueño de una noche de verano (III y último)

En la calle Jorge Juan, durante la fiesta de la revista GQ para celebrar la llegada del verano...


A Laura, la chica de la foto, la atraqué mientras comía con unas amigas. Es una pena que ya casi no hubiera luz, pero creo que se sigue apreciando lo elegante que es. El bolso, que es una maravilla, le daba un toque especial.

detalle del bolso

Y llegamos al fin de la serie. También me encontré con las fantásticas blogueras de Miss Personal Shopper y Your Perfect Look, a quien por cierto también fotografié, pero ya no había luz y la foto queda muy oscura para ponerla en el blog :( 

lunes, 27 de junio de 2011

recetas para impacientes III: verde fluorescente

¿Quién no ha comido alguna vez filete con guisantes? quien diga que no, nunca se ha quedado a comer en el colegio. Ahora será común, pero yo era una de las pocas que en mi época se quedaban a mediodía en el cole y odiaba la comida, al jefe de mesa y al colegio en general. Sí, yo era una niña gruñona que comía mal.

Ahora sigo siendo gruñona (incluso más, porque la edad todo lo empeora) pero como mucho mejor, aunque me tenga que hacer yo la comida. Y hasta hago filete con guisantes, eso sí, reinterpretando la receta. Que no asuste el color, la cosa es comestible y está hasta buena



Ingredientes (para dos personas):

-dos escalopes de ternera
-2 tazas de guisantes congelados (más o menos, depende de si te gustan mucho los guisantes o no)
-un par de hojas de menta
-dos cucharadas soperas de nata líquida
-el zumo de medio limón
-una cayena
-sal y pimienta
-un poco de aceite para hacer los filetes a la plancha

Cocemos los guisantes según las instrucciones, y cuando estén listos los escurrimos y pasamos por la batidora, junto con la nata y la menta, y salpimentamos la mezcla.

En la sartén, calentamos el aceite con la cayena y hacemos los filetes a la plancha. Cuando estén listos, añadimos el zumo de limón y...¡ya está! se tarda 10 minutos en hacer esta receta y está bastante bien, creedme.

sábado, 25 de junio de 2011

sueño de una noche de verano (II)

En la calle Jorge Juan, durante la fiesta de la revista GQ para celebrar la entrada del verano...



Me gusta fotografiar a gente que lleva ropa que yo me pondría, que tienen mucho estilo, más allá de las tendencias o del uniformismo (había mucha gente que vestía igual). En esta foto me quedo con la combinación del negro, blanco y nude, porque es sencillo y lo que me llama la atención es precisamente lo bien que queda lo (aparentemente) más sencillo.

jueves, 23 de junio de 2011

jornadas sobre blogs de moda 2011 (II): lo que queda del día

El sábado 11 (hace ya tantos sábados...) tuvo lugar la segunda y maratoniana jornada de las ídem sobre blogs de moda.

Confieso que yo fui de las que llegó tarde, más por logística que por mala educación, y es que tenía que recoger las tarjetas que muy diligentemente había encargado el día anterior, para poder presentarme durante el speed dating que se organizó para la hora de la comida.

Así que la primera ponencia comenzó tarde pero yo la pude ver entera, y luego todo siguió con retraso, como en una reunión de controladores aéreos. Para cuando le tocó el turno a Diane Pernet tenía tanto hambre y cansancio que tras la anécdota de su confusión con Martirio ya no me quedaron fuerzas para atender a las explicaciones. Como si hubieran puesto una piedra en uno de los asientos de última fila.

Y tras salir corriendo cuando tocaba recreo,  nos dimos de bruces con que no había sitio en el restaurante del Museo del Traje, y tampoco mucho tiempo porque el speed dating empezaba en 20 minutos. Pero las (excelentes) organizadoras propusieron un plan B: una barbacoa que se celebraba en el campo de rugby que hay justo al lado del recinto del Museo... el contraste entre los seguidores del rugby y los peripuestos blogueros de moda llamaba mucho la atención. Y el menú tampoco acompañaba: bocata quesopanceta o quesolomo. Eso sí, acabamos con las existencias de colalight.

Y ya en el speed dating, que es ese invento americano de presentarte en tres minutos, con el bocata quesolomo (en mi caso) todavía dando vueltas, aproveché el tiempo todo lo que pude para conocer blogs interesantes, como La Parisina, Con Tacones y a lo Loco (¡que bueno conocerte, Nine!) Miss Personal Shopper o Somniorum Domus


al toque de silbato, ¡cambio de parejas!


Y esto es lo que ha dado de sí mi crónica de las segundas jornadas de blogs de moda, porque el tiempo pasa y la memoria me falla. Los que tienen twitter conocieron todo al detalle y casi en directo, y yo, mientras averiguo como funciona eso, sigo con el método en diferido del blog.

Como apunte final, prendas del avance de la temporada de otoño de Trucco, uno de los patrocinadores del evento, que nos acompañaron los dos días en el salón de actos del Museo del Traje

ya tengo fichado el vestido de rayas de la derecha :)

el cuello vuelto me da calor sólo de verlo, pero pronto lo tendremos en tiendas :/

Espero repetir el año que viene y conocer a más gente. ¡Buen día!

miércoles, 22 de junio de 2011

sueño de una noche de verano (I)

A falta de playa para celebrar la noche de San Juan, en en los madriles se organizó una fiesta en pleno asfalto (eso sí, en el exclusivo asfalto de la calle Jorge Juan), entre tiendas, mucha gente,  con mojitos y cervezas para aplacar los calores (ahora sí) estivales.

El solsticio de verano marca una noche mágica, corta y especial, que me recuerda que tenemos por delante tres meses de verano. Como los calores y yo no nos llevamos nada bien, me fui a la calle Jorge Juan, cámara en mano, para comprobar que efectivamente se puede afrontar el calor con estilo y buen humor.


La primera foto de la serie es todo un ejemplo. Me da un poco de vergüenza ponerla porque la protagonista, vestida de El Ganso en la puerta de la mismna tienda, tiene su propio blog de street style: la masa pasa. Si no lo conocéis, os recomiendo hacer una visita, porque es muy, muy bueno. Largo camino de aprendizaje es lo que yo tengo por delante, amén de los tres mesecitos de calor.



Todavía quedan algunas fotos, pero no pude hacer demasiadas porque la noche, aunque fuera la más corta del año, se me echaba encima y mi cámara no tiene flash, así que la falta de luz marcó mi huida.

Un año más, me quedo con las ganas de celebrar el solsticio en la playa... vaya vaya

jueves, 16 de junio de 2011

Jornadas de blogs de moda (I). Más allá del 2.0

Voy a empezar por el final: la conclusión, con una reflexión facilona y chapucera, para pasar luego a lo más entretenido: ¿qué pasa en unas jornadas sobre blogs de moda?
el Museo del Traje, sede de las jornadas

 En la primera edición de las Jornadas de blogs de moda nos pusieron al día sobre herramientas, posicionamiento, control de contenidos y funcionamiento de los blogs en general (también estuve, y aquí se puede leer la crónica de entonces, y aquí las tonterías relacionadas), unido a la experiencia de consagrados blogueros, que contaron sus inicios y experiencias.


Las ponencias de este año iban enfocadas a aquellos blogs que habían dado otro paso adelante: la profesionalización. Yo acudí a todas las ponencias (también iba a todas las clases en la facultad porque el mus se me da muy mal) y creo que el nivel ha sido desigual, y no me refiero al perfil profesional de los ponentes, sino a su actuación.

Me quedo con lo mejor: la sesión sobre El lujo en el entorno online, a cargo de Nicolás Vaudelet (que diseñará con marca propia tras dejar El Caballo), y Esperanza Arcos; la participación de Belén, de B* a la moda  (momento fan total) y la Presentación del proyecto Bloggers Exchange Program, con Anne Corrons y Elisabeth Oria. La ponecia de Ícaro Moyano, de BuyVip, sobre Nuevas formas para el comercio: el poder de la recomendación fue el mejor ejemplo de saber conectar con el público.

Fueron dos días muy intensos, demasiado intensos. Quince horas de ponencias es mucha tela, por eso he tardado tanto en escribir sobre las jornadas. Lo malo es que todo el tiempo tuve la sensación de que la cosa no iba conmigo ni con este blog, porque la profesionalización es algo que me queda muy lejos. De ahí el título de la entrada, que no es casual...

Las lecciones extraídas de esta segunda edición, organizadas (muy bien) por Patricia González y María Giraldo, me recordó a la peli de Mad Max, más allá de la cúpula del trueno,cuando decían lo de "dos entran, sólo uno sale". Pues eso, la entrada en la blogosfera es libre (faltaría más), pero luego hay una especie de selección natural que nos empuja a la salida a los menos adaptados, que en lenguaje 2.0 vendría a ser algo así como  que sólo el que tiene patrocinador puede profesionalizarse, y el sólo el profesional se quedará en la cúpula-blogosfera.

Uno de los temas más recurrentes, por no decir monotema, ha sido la relación entre marcas y blogs. Pues mi relación es la que he tenido siempre: lo que me gusta (y puedo permitirme) me lo compro, y lo que no, sigue colgado en la percha de la tienda. No tengo problemas de ética para publicitar nada en el blog, porque no tengo patrocinadores. Pero tampoco me genera ningún problema que otros blogs hagan publicidad, porque si el contenido no me gusta, dejo de leerlo (¿será por oferta?) No entiendo el dilema moral, porque un bloguero no maneja el dinero del contribuyente, ni toma decisiones de mercado relevantes. 
(fin de la reflexión del todo a cien)


Lo mejor, el final: fiesta de clausura. Los jardines del Museo del Traje, la música, el buen ambiente, los parloteos y el intercambio de impresiones sobre estos dos maratonianos días de jornadas, y las chuches.


Cheska, de vístete de seda, y Blanca, de consombrero.com

la gran Diane Pernet, flanqueada por otros ponentes internacionales (grande el momento Condesa preguntando a la Pernet sin quitarle la vista del moñazo)







Lo dejo por ahora, con la promesa de una segunda parte con el anecdotario (haberlo haylo), y es que tengo un ojo en la pantalla del ordenador y otro en la ventana, pendiente del eclipse lunar, y me estoy quedando como el Dioni (que por cierto es asiduo de mi pizzería preferida-pero eso es otra historia-).

domingo, 12 de junio de 2011

verano calentito: DIY de ganchillo

Justo cuando empieza el calor, he terminado mi primera labor DIY de ganchillo: una bufanda tubular azul de lana.

A la hora de buscar un modelo para hacer la foto no se ha presentado nadie voluntario (las temperaturas no están para experimentos con bufandas). Así que he recortado a esta señorita que sale en el Marie Claire de este mes, que no ha puesto pegas y ha posado con una sonrisa durante toda la sesión de fotos. Una profesional.


El cuello es de una lana muuuy suave que compré en el curso de Black Oveja, aunque por motivos obvios, se quedará en el cajón hasta noviembre (por lo menos).

Un último apunte: este fin de semana estuve en las (maratonianas) jornadas de blogs de moda. Antes de escribir el post, tengo que procesar toda la información de esas 15 horas de charlas.

¡Buen día!

lunes, 6 de junio de 2011

recetas para impacientes II: mojito detox

Pobre pepino español, que no tiene culpa de nada...

Cuando veo por televisión las montañas de cucurbitáceos que se han sacrificado por una injusta acusación teutona se me saltan las lágrimas. Con la cantidad de ensaladas, gazpachos y rodajas para descongestionar las ojeras que podríamos hacer con esos pepinos... (que dicho sea de paso, parecen calabacines de lo grandes que son, yo creo que mi frutero me vende pepinillos a precio de oro...)

Pues aquí vengo yo con una receta de las rápidas, para reividincar el pepino. Es un "mojito detox" (aviso: cualquier parecido con el mojito del bar es pura coincidencia) y la he sacado de una dieta desintoxicante de GOOP, o´shea, que si lo toma Gwyneth Paltrow para desintoxicarse tiene que ser sanísimo. Al menos el brebaje está muy rico, de eso doy fe.



Allá vamos:

Ingredientes (para un vaso grande de ikea, como el de la foto)
-1 pepino
-1 manzana
-el zumo de una lima (o de 1/2 limón)
-albahaca fresca (un par de hojitas) Yo tengo albahaca congelada, que para estas cosas sirve.
-hielo

Tan fácil como pelar el pepino y la manzana, trocearlos y pasarlos por la batidora junto con el zumo de la lima (o el limón), la albahaca y el hielo. El resultado es un poco más espeso que un gazpacho, pero se puede beber perfectamente y está riquísimo, y para los calores estivales viene perfecto.

¡Buen día y arriba el pepino!

viernes, 3 de junio de 2011

curso de ganchillo by Black Oveja

Las manualidades se han puesto de moda. Las hemos rebautizado con nombre inglés (DIY=do it yourself) para que suene moderno, las hemos revestido con un aire ecologista, y les hemos dado la exclusividad de la producción personal y artesana, pero esto es lo que es: divertirse haciendo manualidades como se ha hecho toda la vida, sentadas en sillas, con la vista puesta en la labor y el resto de los sentidos apreciando todo lo bueno que sale de este cuadro.

Me he pasado los dos últimos sábados en el curso de ganchillo que organizaron Sandra y Merche, de Black Oveja, y mejor no me lo he podido pasar. He disfrutado mucho con la compañía (la gente es majísima, y hasta coincidí con Anitta, una de las blogger de Pues a mí me gusta*), he aprendido mucho porque son muy buenas maestras, y además he comido divinamente.


Tengo un par de ovillos esperando a ser transformados en bufandas y muchas ganas de ponerme a ello, pero antes practico el punto enano, bajo, alto y lo que haga falta haciendo fundas para móviles. El móvil es un aparato moderno e impersonal, pero queda mucho más majo enfundado en ganchillo :)



En verano las clases de Black Oveja se toman un descanso, pero parece que volverán en otoño. Es una buena inversión, porque además de aprender te tratan fenomenal, son muy pacientes y te dan de comer estupendamente. El curso que viene voy a por el amigurumi, y en cuanto le coja el truco, hago los informes del trabajo en ganchillo en lugar de usar el word.

¡Buen día!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...