domingo, 23 de octubre de 2011

maneki neko: el gato que da la bienvenida

Hace unos cuantos años leí, en el suplemento de viajes del diario El Mundo, una pequeña columna sobre souvenirs típicos que hablaba de los maneki neko como amuletos. Esta información me reportó una jugosa historia que me sirve, básicamente, para tirarme el moco cada vez que paso con alguien por delante del escaparate de un comercio chino. 

manekis votando a mano alzada
Y es que aunque el origen del maneki neko, literalmente "gato que da la bienvenida" es japonés, pasa por invento chino. Con esta frase tan pedantilla empiezo yo a contar la historia, que como el repelente niño vicente, me aprendí de memoria para soltarla en bodas, bautizos y comuniones, porque son muchos los que no la conocen, y muchos más los comercios chinos que adornan su escaparate con el gato con pata-móvil.

La leyenda japonesa cuenta que en un día de tormenta, un rico comerciante que intentaba guarecerse de la lluvia por la calle se quedó bajó un árbol, pero vio un gato desde una casa que le hacía gestos de llamada con una pata levantada. Cuando el hombre se le acercó, el árbol cayó, de ahí que quedara como un símbolo de buena suerte. Otra historia asociada al gato cuenta que repite el mismo gesto que hacen las prostitutas para atraer a los clientes, así que hay para elegir...

Al maneki se le reconoce por el cascabel en el cuello, por tener una pata levantada (articulada y en movimiento) y la otra sujetando una moneda koban (sí, es una moneda). Aquí el tema interesante para quedarte con la gente cuando veais un maneki: si levanta la pata izquierda es que pretende captar personas, pero si es la derecha, es que busca dinero. Y el color del bicho también tiene un significado propio: tricolor (blanco, rojo y amarillo) atrae buena suerte en los viajes; si es naranja, trae buena salud; si es rosa, atrae el amor y si es negro, espanta a los malos espírituos. Del dorado y plateado de las tiendas de los chinos no dice nada, jeje.

En la entrada de mi casa hay un maneki de cerámica, comprado en una tienda de cachibaches japoneses que había antes en Chueca (ahora están en la calle Barquillo). Es tricolor y tiene la pata derecha levantada. Y es una hucha, que se lleva las monedas que nos sobran de nuestros viajes, porque hasta ahora nos ha dado muy buena suerte :)

Y encima de mi mesa de trabajo hay un maneki chino que me regaló una compañera cuando se fue. Es dorado y me sirve para entretener a los niños de mis compañeros cuando vienen de visita. Se quedan hipnotizados con el movimiento del gato y muy tranquilitos.

Y por si eso fuera poco, también tengo una pulsera con manekis, que compré en Oliphant hace poco más de un año.



fotografía: oliphant
Yo es que soy muy supersiticiosa. Tanto, que mi hermana pequeña me torturaba con supersticiones inventadas por ella para hacerme sufrir... pero eso lo cuento otro día.

¿Conocíais la historia del maneki neko? ¿alguna superstición?
¡Buen día!

7 comentarios:

  1. Vaya vaya, no me había planteado nunca qué eran los gatos estos que están por todas partes...
    Yo de supersticiones nada de nada. Ni siquiera me como las uvas para Nochevieja, con eso ya te lo he dicho todo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Desde hace varios años tenemos un maneki neko presidiendo el mueble de nuestro salón. Cariñosamente le llamamos el Gato Kike, porque parece que pone ese nombre en los caracteres de la moneda que lleva bajo la pata. Es el recuerdo de un viaje a Benidorm un poco loco, no hace falta decir más :D

    ResponderEliminar
  3. Me gustaron en cuanto vi los primeros.. me regalaron uno de los chinos para un cumple y me chifla.

    Supersticiosa? Mis genes andaluces dicen que sí, intento razonarlo pero no me digas porqué, cuando veo una escalera paso mil de pasar debajo de ella. Y los cuervos no me gustan. Nada.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. JAJAA! Así que los chinos nos están vendiendo a un gato que no nos va a traer nada. :)))

    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  5. Se vuelve a llevar mucho todo esto, lo retro está de moda desde hace tiempo, en cuanto a supersticiones yo desde luego soy escéptica. Te sigo y apoyo en tu blog, anímate a pasar por el mío y si te gusta apóyame, besos.

    http://www.comounaprincesa.com/

    ResponderEliminar
  6. Te digo que yo siempre estoy con la cosa de comprar el dichoso gato, pero por lo visto tienes que moverle el brazo para atraer suerte y yo en este momento necesito tanta que como no tenga un buen muelle......

    Bss
    vistetedeseda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. No conocía la historia, pero me ha encantado! tengo varios gatos de estos, regalados por amigos y familiares que dicen que soy hortera y me los compran en los chinos. Pero a mí aun así me encantan. El mío es dorado (uuu) y tiene la patita derecha levantada. Desde que lo tengo le vida no me trata mal del todo, crucemos los dedos
    besos

    ResponderEliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...