viernes, 14 de octubre de 2011

de la indiferencia a la necesidad: historia de un bolso

Lo ves de refilón en el escaparate de una de las muchas tiendas de la cadena sueca de ropa que pueblan la ciudad, te llama la atención un momento, pero no lo suficiente como para entrar.

Después aparece en un blog que te gusta. Salta el resorte. Un par de días más tarde, en una revista, y ahí sí, ahí ya sabes que cuesta 19.90€, que es del color de moda y ya te imaginas con él puesto. Al día siguiente, te vas a por él. En la primera tienda: agotado. Vas a otra que está muy cerca: agotado. Vas a la tercera tienda que hay en esa zona: agotado (¿tres HyM en el centro para esto? ¡maldita sea!) En este momento el bolso se convierte en una necesidad urgente. Ya no te imaginas la vida sin él, nada tiene sentido.Pero no es culpa tuya ponerle tanto melodrama a una cosa tan tonta, es la palabra "agotado" la que te martiriza,la que te hace perder la compostura y hasta saca tu lado Belén Esteban: por el bolso matas.

Empieza el peregrinaje, te haces una ruta con todos los HyM de los madriles (te das cuenta de lo que han proliferado en los últimos años) y por fin, entras en una tienda, preguntas por él -para ahorrar tiempo, si no lo tienen, hay que salir corriendo a la siguiente de la lista- y cuando ya esperas el no, la dependienta te dice: "sí, quedaba UNO, pero no sé por dónde anda". ¡¿Uno?! empieza la búsqueda enloquecida, te entra la paranoia, crees que todos los que están en la tienda en ese momento quieren TU bolso, que además no aparece por ninguna parte... ¡un momento! allí está, junto a los coleteros de 1.90€, ¡es él! felicidad. Pagas los 19.90€, te lo llevas, y ya no te lo quitas, hasta para ir de boda te lo pones, si hace falta.

Por supuesto, esta historia no se la puedes contar a todo el mundo. No todos lo entienden. De hecho, yo tampoco lo entiendo, tengo muchos bolsos como para necesitar otro, y si lo cuento es para buscar la comprensión de otras personas a las que quizás les haya pasado lo mismo.

He hecho una foto:


La camiseta que aparece en la foto es de pullandbear (18€). Al contrario que el bolso, no iba buscándola, pero nos encontramos y fue un flechazo. Queda muy bien puesta, y combina con el mostaza.

Ya está, ya me he desahogado. Pero deberían prohibir la palabra "agotado", es perjudicial para la salud (como también lo es "edición limitada"). Lo peor es que me volverá a pasar, lo sé. Hasta quise la laca de uñas verde jade de chanel, que ni me gustaba la primera vez que la vi...

¡Buen día!

17 comentarios:

  1. Qué loca! jajaja. Yo te entiendo. El bolso parece guay, al tacto y eso tb lo es? Y la camiseta... me encanta. Estás creando esas necesidades en mí!!
    1 beso, disfrútalos.
    Soni.

    ResponderEliminar
  2. Cuanta verdad!!! lo q me he reido leyéndote hoy!

    bs y buen finde!, pasae por el merca aunque sea a cotillear creoq será interesante!

    ResponderEliminar
  3. Ahh, el bolso de H&M. Yo tuve un flechazo la primera vez que lo ví, en verano. Decidí esperar y comprarlo cuando llegase el otoño, y mira por donde, ahora ya no lo encuentro. Pero me siento plenamente reconocida en tus palabras. ¿Cuántas veces me habrá pasado lo mismo?

    ResponderEliminar
  4. Como te entiendo Paula yo cuando voy en busca de algo y me dicen que está agotado las venas del cuello empiezan a engordar de una manera....que la dependienta me mira extrañada !encima, no te digo! ja ja.
    Me ha encantado tambien la blusa es monisima.

    Bss
    vistetedeseda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. La madre que te trajo. No lo había visto y ahora lo quiero!!!! Monísima que vas a ir con el conjuntito entero!!

    Un besazo, ya te contaré si lo consigo!

    ResponderEliminar
  6. Oye, ya está bien. Deja de crearme necesidades, que me producen taquicardias!

    PD Mierda, mierda, mierda, en Córdoba solo hay un H&M...

    ResponderEliminar
  7. Sonia: creo que lo mejor del bolso, además del color y que cabe todo, es que no pesa nada. Algún día he llegado a casa doblada por el peso, aunque sólo llevara tres cosas, y es que a veces el continente pesa más que el contenido.
    Olivilla: ¡gracias! a lo mejor me paso el lunes por el mercadillo, el fin de semana no que me da miedo, habrá mucha gente.
    Ella: si es que yo creo que en estas tiendas lo hacen a propósito, retiran la mercancía para que compremos en el primer impulso y no pensemos que seguirá allí en rebajas, o la semana que viene :(
    Cheska: ¡La palabra "agotado" es perjudicial para la salud!
    Audrey: ¡el conjunto queda muy bien! si veis a una bajita por la calle con la camiseta y el bolso, sabed que soy yo, jejeje...
    Mer: desde aquí te lo digo, estamos tan tranquilas en casa, leyendo blogs, y el peligro nos acecha... internet es una tentación y más con las tiendas online :/
    ¡gracias por pasar por el blog!

    ResponderEliminar
  8. Jajaja
    creo que a todas nos ha pasado eso alguna vez.

    ¡Besitos!
    milowcost

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja, me ha encantado la historia, y no veas como te entiendo...
    Un besito,
    Mlu

    ResponderEliminar
  10. Pues a mí siempre que me pasa algo de eso es en H&M. ¡Qué casualidad!! Yo también lo hago si te sirve de consuelo...

    Por cierto, muy bonito el bolso. Me gusta mucho

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. :)))
    te comprendemos perfectamente
    :)

    ResponderEliminar
  12. te entiendo!!!
    y peor aun...lo vi, no lo compre y luego me arrepentiiiii
    :(

    ResponderEliminar
  13. Que genial esta!
    me ha encantado el bolso y la blusa
    juntos molan muy bien
    kiss
    http://fashionfablog.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  14. Hola Paula! es una locura...pero pasa...lo que a mi me gusta un trapo!!! tengo historias de prendas que no he comprado y luego me han quitado el suenio!! un vestido en Tokio que me quedaba perfecto...costaba solo 20 euros y no lo compre porque me acababa de gastar una pasta en una cazadora de piel...me arrepentire siempre!!jajajaj!!!que locas! un beso!

    ResponderEliminar
  15. Si yo te contara... jajajajajaajajajaa

    Entrar en una tienda con la frase: "esta es la mision..."

    jajajajajjaa mi pobre chico por un lado y yo por otro jajajajaja

    Quiero ese bolso!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Bienvenida a la enfermedad esa de soñar con bolsos puestos (que por supuesto no tienes), a mi me pasa, cada vez menos, pero más de lo que sería aconsejable para mi proyecto de ahorrar más y ser más sostenible

    ResponderEliminar
  17. Si te consuela, no eres la única, jeje! Sí, te comprendemos!!

    Yo con el de H&M no, pero caí con otro de Zara por el color, me encanta ese amarillo mostaza, da mucha vida a un look. A mi me gusta combinarlo con otros colores brillantes pero también con neutros como el gris.

    ResponderEliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...