viernes, 4 de febrero de 2011

la secta de la moda: un monólogo en un acto

Siempre intento, en la medida de lo posible, poner en el blog contenidos propios, incluso fotos, aunque en ocasiones en las que esto es imposible (léase mostrar imágenes de grandes marcas, o imagenes decentes, sin más) tengo que tirar de san google. Hoy me ha llegado este monólogo y no he podido evitar publicarlo en el blog, me parece muy bueno, y además me recuerda a cuando me hice un estudio de colores (regalo del Chino) y me dijeron que me iba el azul petróleo. Todavía no sé cómo es ese color...

"Las mujeres somos víctimas de un complot urdido por mentes perversas que se reúnen en un lugar secreto y deciden lo que ellos llaman 'tendencias de moda'.
¿Quiénes son?. ¿Cómo lo hacen?. Yo me imagino que llega Paco Rabanne y dice:
- 'Veo que este año se va a llevar el azul petróleo'.
Y saltan a dúo Victorio y Lucchino:
- 'Eso, eso. Y los jerséis sin mangas, pero de cuello alto, ¡y que se jodan!'.
¡Y date por jodida! Porque la moda no es una industria. ¡Es una secta dirigida por maricones! Y de esos seres que nos odian ¿qué podemos esperar?... Si nos hacen ir con estos pantalones que se abrochan en la rabadilla y nos hacen creer que vamos bien (Creo que lo hacen para que luzcamos esos ridículos tangas que tanto molestan). O con esos otros pantalones de pata larga que van limpiando las aceras.¿Ustedes saben lo que son las fashion victims? Son las mujeres que han caído en sus redes y ya no pueden escapar. Esas que cuando se acercan a un escaparate, oyen voces en su cabeza: 'El poder de la moda te obliga', 'el poder de Dior te gobierna'.
Realmente, yo me di cuenta del poder que tiene esta secta cuando intenté comprarme un vestido rojo. Parece fácil, ¿verdad? Un vestido rojo. Pues no. ¡Porque las tiendas están en el ajo! Son las representantes de Dior en la tierra. Y, claro, llego yo, y le digo a la dependienta:
- Buscaba un vestido rojo.
Y me suelta:
- ¿Rojo? Este año no viene nada en rojo. Este año viene el azul petróleo.
- ¿Y eso rojo de ahí?
- Eso es la funda del extintor, pero si quieres te la saco.
¡Así es como empiezan las sectas: anulando tu voluntad! Porque, de repente, me veo diciendo:
- Vale, sácame uno azul petróleo de la 38.
Y, en ese momento, la dependienta me mira como se mira un Fiat Panda desde un todoterreno:
- ¿La 38? Tú estarás entre la 40 y la 42.
Claro, yo la miré a ella como diciendo: 'Y tu estarás entre gilipollas y tonta del culo'
Pero le dije:
- Perdona, yo soy una 38.
- No, si ya. Pero es que este año viene la 38 ceñida, ¿sabes?
Y es que ese es el segundo paso de la estrategia de la secta. Disminuir tu autoestima para poder dominarte mejor. Ahí, yo dije:
- Con esto no me pillan. ¡Yo me pruebo la 38 aunque me la tenga que meter a rosca!
Y, claro, te miras al espejo y ves lo que ves. Una morcilla. Una morcilla azul petróleo.
Y digo yo: si en todo el mundo un metro es un metro y un kilo es un kilo, ¿por que la talla 38 no es siempre la talla 38? Tú vas al Carrefour y la talla 38 se la puede poner King África y, sin embargo, te vas a Versace y la 38 no se la pone ni Melody.

Total, que hice lo que hacemos todas: llevármelo. Sí, porque pensé lo que pensamos todas: 'Así me obligo a adelgazar'. 'Me obligo a adelgazar.'
¿Seremos idiotas? A las dos semanas te estás obligando a regalárselo a tu sobrina. ¡Es como comprarte unos zapatos del 34 para obligarte a que te encoja el pie!

Pero es que ese es otro de los síntomas de que estás entrando en la secta:  someterte voluntariamente al sufrimiento físico. Aunque, a veces, cuando todavía no estás abducida del todo, consigues tener un momento de lucidez y decir: 'No, no me lo llevo'. Y, entonces, esa enviada del mal que es la dependienta te dice la frase definitiva:

- Llévatelo, no seas boba, ¡que lo puedes devolver!
¡Y lo compramos! Como lo puedes devolver... Eso es como comerte un trozo de moqueta: ¡como lo puedes devolver!

Así que volví a casa con mi vestido azul petróleo de la 38. Me lo pongo y le pregunto a mi marido:
- ¿Como me queda?
- Pequeño.
- ¿Si? ¿Me marca mucho?
- Te va a hacer llagas.
Ahí me dije: 'Tere, modérate. Esta es otra prueba. La secta de la moda quiere que rompas lazos con tu entorno'. '¡No, no van a poder conmigo!'.

Me lancé a la calle y no paré hasta que encontré el único vestido rojo que  quedaba en toda la ciudad. Cuando lo vi, dije: '¡Me lo compro! ¡Que le den a Paco Rabanne !. Y que Victorio le dé a Lucchino .... ' ¡Ja! Y salí de la tienda triunfante, con mi vestido rojo. Pero la alegría me duró dos escaparates.

Es algo que nos pasa a todas las mujeres. De repente, se te viene el mundo encima: 'Coño, ¿y qué hago yo con un vestido rojo, si este año lo que se lleva es el azul petróleo?' Oye, que no pude pegar ojo en toda la noche.

Tuve unas pesadillas... Estaba yo en una misa negra, atada de pies y manos, y los grandes gurús de la moda, rodeándome como en Poltergeist: 'Tereee. Veeen hacia el glamouuuuur.' Total, que me desperté, empapada en sudor y dije: '¡Vale, está bien! ¡Me
rindo!' Me unté entera con vaselina para que me entrara el traje, y me presenté en la boda de mi amiga Jessi, vestida de azul petróleo.Cuando llegué a la iglesia me encontré con que íbamos todas iguales...Allí había más azul petróleo que en una playa del golfo Pérsico. Ahí te das cuenta de que te han captado, has entrado en la secta, y a partir de ese momento honrarás a Victorio y a Lucchino, no nombrarás a Chanel en vano y amarás a Dior sobre todas las cosas.

PD.¿Alguien me puede explicar qué coño es el color 'azul petróleo'?? Tardé siglos en comprender que las cosas pueden ser de color buganvilla, no me jodáis ahora con el petróleo, por favor!! El petróleo es negro como los cojones de un grillo!! (y perdón por la expresión...)"

PD (de La Emperatriz de Lavapiés): después de haber leído el monólogo (si habéis llegado hasta aquí es que sois unas santas) os habréis dado cuenta de que 1. o el monólogo es antiguo, porque el rojo es uno de los colores de la temporada, y el jersey de cuello vuelto sin mangas no se lleva nada, o 2. esto lo ha escrito un hombre (que por supuesto no será metrosexual...)

¡Buen día!

22 comentarios:

  1. Te voy a ser sincera, no lo he leído entero. Pero tengo una excusa muy buena, y es que casi me lo sé de memoria. Si lo buscas en youtube seguramente te aparezca anabel alonso en el club de la comedia hace un porrón de años :-)

    Yo lo tenía en VHS grabado de canal +, así que te puedes hacer una idea del tiempo que hace, jeje.

    Me parece muy bueno la verdad :-)

    Besos

    ResponderEliminar
  2. jajaja aunque sea antiguo se puede extrapolar al dia de hoy con muchas cosas!!! es verdad que si lo piensas friamente la de cosas que haces totalmente abducida por los influjos de unos dictamenes que a veces son contradictorios
    , yo he aprendido de momento, porque si quieres que te diga la verdad la llamada de la secta es muuuy fuerte, a adaptar o por lo menos intentarlo a mi las nuevas tendencias, pq cada vez veo mas incongruencias, pero este mundo es así!!
    y dicha esta parrafada, larga vida a Dior!!!
    un besazo guapisima y feliz finde

    ResponderEliminar
  3. Yo sin embargo no lo conocía y me ha encantado, me he reido un montón!
    Buen finde
    vistetedeseda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. tampoco lo conocía y me ha parecido buenísimo...si es que somos tontas de remate!!!

    ResponderEliminar
  5. Yo ya lo conocia pero no me ha importado releerlo y reirme de nuevo un rato.
    Que razon tiene!

    Bss

    ResponderEliminar
  6. Me lo pasó una amiga y lo tenía para publicar...otra vez que me adelantaron! jajaja

    Besos
    http://lolaentrenubes.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco lo conocía, y sí, me lo he leído entero :)
    Sí que parece antiguo, pero es verdad que cambiando tres cosas, es lo mismito que tenemos ahora.
    Muy bueno, jeje.
    Besos
    Soni

    ResponderEliminar
  8. yo sí conocía este monólogo y lo he vuelto a leer, y me he vuelto a reir mucho!!
    aunque es verdad que entre el color rojo y el cuello vuelto sin mangas, no parece muy 'actual' pero el fondo de la cuestión es bastante cierto ;))
    Buen finde!
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Me acuerdo d este monólogo!! Lo hizo Anabel Alonso... es buenísimo! Y se puede aplicar a cualquier temporada con las tendencias oportunas, claro! jajaja. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Me lo he leido entero..y es completamente cierto!!!!

    sean vestidos rojos vs azul petroleo, pitillos vs campanas, ..da igual, ELLAS te convencen de que es lo que se lleva!! jajajaj

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho, en la moda,como en todo, hay que ironizar más.

    En el monólogo hay verdades como templos.

    Por cierto, el viernes mi chico me regaló unas bailarinas "petróleo" de Bimba & Lola, al principio me parecieron negras, pero ohhhhh, son azules, jajaja, eso sí, muy oscuras.

    Un beso

    Nina

    ResponderEliminar
  12. me ha encantado tu blog no te conocia
    un besoo
    http://misstesorcillos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. elgallinerodemissmarple6 de febrero de 2011, 19:00

    ¡¡¡es muy gracioso!!!me gusta tu blog.yo soy la marquesa de peñagrande te invito a mi palacio-gallinero

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja yo si lo he leido entero, hasta el final!y lo que mas gracia me ha hecho ha sido lo de "Y tu estas entre gilipollas y tonta del culo"
    Moraleja que saco: nena, a la moda pero con un poquito de caracter.

    ResponderEliminar
  15. Yo ya lo había visto, pero está guay!!!
    Tengo un sorteo de Clarins en mi blog, anímate!!!!

    ResponderEliminar
  16. En su día le escuché este monólogo a Anabel Alonso y me reí una barbaridad. Tiene gracia que siga tan vigente.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  17. jajajaja te súper apoyo en todo!!!!!!!!

    a mi no hay NADA que más me joda que una dependienta me diga que no soy de la talla 38. Ahí me entran ganas de mandarla a la mierda, pero no lo hago, sólo la miro con mi mirada de señora seria y digna, luego le miro el culo, disimulo un minuto y me piro de la tienda (lo del disimulo es para no ser tan obvia, en plan, me quedo para que sepas que podría comprar la tienda entera, cabrona, pero no lo hago porque eres una cerda).

    Negro como los cojones de un grillo???? jajajajajjaajaj esa me la apunto!!!!!!!

    Azul petróleo... mola tanto!!! yo hace un par de meses lo quería todo azul petróleo y acabé llenando mi sofá de cojines azul petróleo (puro copieteo de una foto, de hecho, hice hasta un post sobre el azul petróleo, así, en plan frikaza).

    Vestido rojo... calla, calla... que este finde he vuelto a ver Love Story y no pienso en otra cosa. En el abrigo camel del final y en el puñetero vestido rojo de manga larga que ella lleva cuando va a conocer a los padres de él.

    Es un asco que no vendan vestidos guays de manga larga.

    besos

    ResponderEliminar
  18. He llegado hasta el final, pq me he reido un rato largo... la verdad es que somos unas totas de remate! aunq cada vez sucumbo menos a la tendencia, y me miro antes de verme con alto que me sienta fatal... bueno, ya lo ves en mis post, lo mejor ser natural. Un besote

    ResponderEliminar
  19. Pues yo no lo conocía y todavía me estoy riendo, jajajajajajajajaja. Me venían bien unas risas, gracias wapa :)

    http://ununiverspleindecharme.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  20. no lo conocia!.. me ha parecido bueniiisimo!!
    No conocia tu blog y me ha gustado mucho!!.. te sigo!
    Te invito a que te pases por el mio y si te gusta me sigas..
    http://ilmiopiccolocapricciobyfabiola.blogspot.com/
    Besos enormes

    ResponderEliminar
  21. ja,ja como me he reido,buenisimo!!!
    Mira acabo de encontrar tu blog a traves de otro ya sabes, y me ha encantado.Es diferente.Mañana me lo leere con tranqulidad,pero por lo que he leido eres divertidisima!!!!Ya tienes una fans!!
    Besitos.

    ResponderEliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...