jueves, 16 de diciembre de 2010

spa capilar

Todavía recuerdo las cosas que hacía con mi pelo cuando era joven (más joven, quiero decir...) sin que se resintiera en absoluto: acostarme con el pelo mojado, aplicar sin compasión planchas con efectos ondulados a 2000ºC, decolorar mechones para teñirlos luego de azul con productos del Todo a 100, cloro y salitre en verano sin protección... el pelo aguantaba todo sin rechistar, hasta que llegó el momento en que dejó de crecer; dejó de brillar y lo que es peor, dejó de someterse al peine y va más por libre que Camilo Sesto en las tendencias de moda. La cosa era grave...

El caso es que desde hace algún tiempo necesito champús hidratantes, acondicionadores y mascarillas, y además ahora protectores contra el calor de los secadores. Todo esto ha mejorado bastante el panorama, pero aún me queda el tema puntas abiertas, porque me crece tan despacio que voy cada 3 o 4 meses a la peluquería, y cuando me toca, llega el drama: "hay que sanear", dice el peluquero, "por lo menos tres dedos..."
Por eso retraso cada vez más la visita a la peluquería, que para muchos será relajante pero que para mí es tan estresante como un día de rebajas para una dependienta de zara. Pero como era necesario, me lancé del todo: sesión de color, baño de brillo y corte en Aveda, porque me gustan muchísimo sus productos y porque el color lo hacen mejor que en ninguna otra parte.

La coloración es bastante esclava porque te obliga a ir regularmente, pero yo me pongo medias mechas, que suena muy pijo pero queda muy natural, y en invierno queda mejor porque disimula un poco la palidez de la cara. De hecho, en la primera visita te hacen una entrevista para establecer claramente cuáles son tus necesidades, y una de las cosas que yo dejé claro es que como mucho me verían el pelo por allí dos veces al año, y no tengo problema de raíces porque el color es muy limpio, y creo que estropea menos el pelo porque utilizan elementos naturales que resecan poco.

Tengo que decir que aunque el resultado sigue siendo bueno, me parece que te atienden mucho peor que la primera vez que fui. Se han ido los peluqueros que más me gustaban y al que me hacía el color le han ascendido (pagas según el rango del peluquero), así que he tenido que cambiar de colorista por el momento. Aún así creo que las ¡casi 3 horas! que pasé allí merecieron la pena, porque tengo el pelo suaaaaaave, brillaaaaaante y ¡¡peinado!!, y el corte todavía no lo distingo muy bien porque el volumen que tengo ahora no es normal, pero según Sergi, el peluquero, es redondeado, igual que el de "Scarlett Johansson en el catálogo de Mango", o que el de "la chica del anuncio de Chanel nº5" (sin comentarios...)

Yo le dije que me conformaba con que redondeado no fuera el equivalente a las pelucas que utilizaba Helmut Newton en una famosa sesión fotográfica... me juró que no, pero ya os lo confirmaré en otra entrada...



¿Vosotras también notáis que el pelo necesita ahora más cuidados?, ¿os gusta ir a la peluquería?

14 comentarios:

  1. Si te sirve, yo te lo vi estupendamente! jeje

    El mío también necesita más, o esque ahora se lo doy y antes ni me enteraba... Además me lo quiero dejar largo y eso tiene trabajo extra. Por ahora aguanto aunque me lo pienso capear un poco más.

    Que lío!


    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Yo voy muy poco a la pelu, me da pereza, jeje.
    Qué tal ayer? fuistéis a la noche abierta? yo, como os dije, estoy mala, qué rabia, con las ganas que tenía... espero que le dediquéis un post.
    besos
    Soni
    http://shoppingafternoon.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Jajaja... Me ha encantado la idea de que el pelo de una pueda ir por libre como Camilo Sesto en la moda (y en todo, si me permites la aportación)...jajaja.

    A mí se me ocurrió teñirme hace un año por primera vez y en qué hora. Me crece el pelo tan deprisa que me pasaba el día en la pelu retocando el color. Para la próxima probaré esas medias mechas que dices.

    Un beso.
    (Y yo también te vi muy bien; pelazo, vamos.)

    ResponderEliminar
  4. Yo odio ir a la peluquería, debe ser porque me tiré desde los 16 hasta los 23 decolorándome con tintes rubios platinos para poder conseguir el ROJO supergrunge que ansiaba a esa edad, entonces cada vez q iba a la pelu, mi querida Mari Ángeles (clavadita a Malena Gracia) me echaba unos broncones de no te meneés...ahora, esta misma señora, me felicita cada vez que voy por haber abandonado tal hábito, eso sí, llevo desde esa edad cortándome el pelo de la misma forma y "Malena" sufre porque no quiero otra!!! en fin, un rollo!!

    ResponderEliminar
  5. Yo hace mucho que dejado de darme mechas y he dejado mi color natural y trato de cuidarlo mas que antes. Feliz jueves. Besitos mil " Chic & Positive "
    http://www.chicandpositive.com/

    ResponderEliminar
  6. Yo con mi pelo es con lo único que tengo suerte, es muy agradecido!
    De más joven como tú dices, me hacía moldeador y tenía que ir al día siguiente a repetirlo porque se quedaba liso.
    Recuerdo que una prima hace ya muchos años, se lo planchaba con la plancha de la ropa. Eso si que era una locura! Ponía los mechones en la tabla y ale!

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Bueno, ahora me lo he cortado a lo Carey Mulligan (aunque claro, no me queda tan bien como a ella), pero me lo cuido mucho, gracias al señor tengo muuuucho pelo y muyyyy fuerte, porque yo también me lo he torturado lo mío...

    ResponderEliminar
  8. Y tanto! Siempre he tenido un espeso melenón, muy voluminoso y fuerte. Ahora tengo mucho menos pelo que antes (por un lado lo agradezco, finalmente puedo usar horquillas como la gente normal) y está muy estropeado. He dejado de ponerme mechas y de intentar ser pelirroja. Me tiño lo imprescindible (canas) y del mismo color de mi pelo. Y rezo para encontrar ese producto milagroso que haga que mi melena deje de parecer un estropajo.

    ResponderEliminar
  9. Tambien odio ir a la pelu! Y lo peor es que me tiño, así que voy cada 20 días!! un horror!
    Lo que peor llevo es el tema del corte, siempre pienso que me van a cortar más de la cuenta.......
    Está claro que es un sitio para sufrir!!!
    Un besazo preciosa!

    ResponderEliminar
  10. Yo tengo un conflicto muy grande con las peluquerías, me cuesta encontrar un resultado que me guste del todo.

    Quizá sea el aspecto más descuidado de mí, el cabello, lo tengo muy rizado, todo el mundo adora mi pelo, yo le voy tomando cariño con el tiempo, pero de niña lo odiaba, esos rizos, aiii el volumen, que resulta que sólo veo yo, pero bueno aiii jajaja.

    En fin, en enero me toca volver a la pelu, más o menos he conseguido el corte que más me favorece y vuelvo a intentar conseguir eso.

    Un beso

    Nina

    ResponderEliminar
  11. Yo siempre había tenido un pelo timotei y ahora tengo un pelo bruja avería.
    El año pasado le comenté al peluquero que no sabía qué le pasaba a mi pelo, y le pregunté si sería el agua de la ciudad, que contiene mucha cal. Él me respondió: pero, tú cuantos años tienes?. 30, le dije. "Y que te piensas, que vas a tner el pelo igual que con 20 años?. Es la edad, hija, asúmelo."
    Pues si... que razón tenía, jajjaa.

    ResponderEliminar
  12. Yo mantengo desde hace años una relacion amor-odio con la peluqueria.
    No soy fiel a ninguna, y de hecho desde hace 6meses me esta cortando el pelo mi novio, que conste que no es peluquero, pero lo hace muy bien!

    Bss

    ResponderEliminar
  13. a mi no me gusta ir a la peluquería. pocas veces me entienden lo que quiero o pasan de hacerme lo que les pido. hace tiempo encontré una que me gustaba como me lo dejaban pero cambiaron de local y con ello también de personal y se fastidió.
    llevo como 2 meses pensando en ir, pero como me lo estoy dejando largo, lo voy dejando, no me vayan a cortar más de lo debido y retroceda, como me pasó hace unos meses..... que menudo corte de señorona me dejó el colega......

    respecto a lo de tener el pelo peor que de "joven" creo que no. ahora lo tengo sin tintes y apenas me lo seco con secador o me lo plancho. sin embargo de adolescente la plancha era mi mejor amiga, también me lo ricé, me lo decoloré y me lo teñí, luego me eché henna.... y con el tinte ¡¡me quedó verde!!..... en fin, cosas de la edad....

    ResponderEliminar
  14. desde que me quemé el pelo experimentando, sé que la peluqueria es necesaria.... aunque nos de pereza ir, es LEY!.
    (igualmente, sigo experimentando :P)
    Besos

    ResponderEliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...