miércoles, 19 de mayo de 2010

La Cocina (o ese gran misterio)

No es un buen día para escribir del tema, pero como ya lo tenía pensado y no me sobran las ideas, me lanzo a por ello. Y es que voy a hablar de comida con el estómago hecho un nudo, gracias al mojo verde que acompañaba al pescado del vips (a quién se le ocurre), taza de manzanilla en mano.

Todos pasamos por distintas fases en la cocina, pero casi todos nos asemejamos al principio. La primera fase es tener hambre. La segunda, darte cuenta de que si quieres comer, tendrás que ser tú quien se procure el alimento. No todo son malas noticias, hace diez mil años, nuestros antepasados, llegados a esta fase, tenían que salir a cazar mamuts. Ahora sólo tienes que bajar al colmado de la esquina, pedir una pizza por teléfono... o cocinar.

Los comienzos en la cocina son complicados: calcular las cantidades se hace más difícil que cuadrar los presupuestos generales del Estado (¡sé de lo que hablo!), nunca tienes los cacharros necesarios y las comparaciones con la comida de tu madre (o peor, de la madre de tu contrario) son odiosas. Pero llega un día en que algo te sale bien (que no lo quemas, vamos) y le coges el gusanillo. Y de repetente te descubres robando recetas de las revistas de las peluquerías (no soy la única, esas páginas siempre están rasgadas), grabando el programa de Arguiñano, y el momento culmen: comprando libros de cocina.

Éste que enseño aquí lo vi en el Vogue España de mayo (estaba en la peluquería, pero muy vigilada, jeje), y lo compré en Amazon:



Se titula "Miss Dahl´s voluptuos delights", de Sophie Dahl (la famosa modelo del anuncio de YSL y nieta de Roal Dahl), y es una maravilla. A mí me gusta ver fotos de manjares (cada uno tiene sus manías, oiga) y no me canso de ver éste. Las recetas se dividen por estaciones, e incluye alguna historia de la propia Dahl (no es como los chistes de Arguiñano, pero al menos sirve para practicar inglés). Me costó 12€, y es de tapa dura, así que estoy contenta. Ya he probado alguna receta de primavera, y el resultado es muy bueno porque son sencillas y resultonas, aunque no tiene nada que ver con la comida española (pero bueno, en eso mi madre es insuperable, con permiso de todas las madres de los que lean esto, que también lo serán, no lo dudo ).



(No pongo más fotos porque no quiero pleitos con la editorial)

Por internet también circulan sitios muy interesantes para quien le guste el tema: Goop (la web de G.Paltrow) tiene recetas muy curiosas, pero algunos de los ingredientes son dificilísimos de encontrar; y en el blog de Galletas de Ante (que es tan bonito y evocador como su nombre), encontré otros sitios de lo más apetitoso, como kris atomic. En realidad casi siempre tiro de google, así que no tengo una lista decente de sitios para recomendar.

Puede parecer un post de lo más cutre (sé que lo es), pero quería compartir lo que el día de hoy me ha enseñado: más vale hacerse una buena comida en casa y llevarla al trabajo en tartera que ir al vips y despertar la úlcera de estómago. No soy Confucio (el chino-japonés antiguo que inventó la confusión según cuenta una Miss en un video que circula por ahí, jeje), pero si puedo ahorrar, aunque sea a una sola persona en este mundo, el dolor de estómago que tengo yo, entonces habrá merecido la pena.

PD: para mi madre la enseñanza que debo sacar de este turbio asunto del Vips es que en casa hay que tener un botiquín surtido, y no una caja de aspirinas caducadas. Mi madre me lleva años de ventaja en todo, pero en cuanto a sabiduría, ni Confucio, oiga.

8 comentarios:

  1. Nada de post cutre! a mi me ha encantado! he de reconocer que no paso mucho tiempo en la cocina, pero me encanta leer recetas! las madres son tan sabias que asustan, verdad?bs

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado el post, yo llevo años fuera de casa, la comida de la facultad no es que sea lo mejor del mundo, y el vips no me gusta nada, donde este la comida casera, yo sobrevivo a base de pasta, arroz, mas pasta mas arroz jeje pero este año me he puesto las pilas y me propuse aprender a hacer cosas nuevas lo último las lentejas, que si llego a saber que son tan fáciles de preparar aprendo antes!
    Mua

    ResponderEliminar
  3. Sita Bambú, qué razón tienes, lo de las madres asusta. Me pregunto si tienen alguna enciclopedia secreta del mundo...
    Elena, yo también desvelé el misterio de las lentejas hace poco, pensé que sería mucho más difícil, con lo ricas que están. Por cierto, lo de la pasta es irrenunciable al menos una vez por semana: es demasiado fácil como para abandonarlo, jejeje.

    ResponderEliminar
  4. Ay! yo estuve de erasmus el año pasado y sobrevivi a base de ensaladas (es increible la cantidad de cosas q puede contender una ensadala) y el comedor de la uni (eso si, cocinaban con tanta manteqilla q acabde con 8 kg de mas! desastroso!! a ver si me hago con un libro de esos y empiezo a practicar...pq no me mola nada andar entre fogones...:)

    ResponderEliminar
  5. Pues a mí como me gusta la cocina me ha gustado el post. Yo también suelo tirar de Google aunque tengo bastante libro por ahí. Me gusta mucho el cocinero fiel, que es un videoblogger que hace platos de cocina en vídeo. Búscalo. Ya verás.

    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  6. jo yo aun estoy en la segunda fase! jajaja
    besitoss

    ResponderEliminar
  7. VIPS es un ASCO
    viva el tupper!
    pero con mantelito, servilleta de tela y plato auténtico para servirse... que eso de comer todos los dias en un bote plástico también da dolor, pero de alma ; )

    ResponderEliminar
  8. Lila: lo de la mantequilla me da hasta repelús, aunque me hacen mucha gracia las historias gastronómicas de los erasmus, jaja.
    B*: Qué entretenidos los vídeos del cocinero fiel, no le conocía. Yo sigo a Gastromaniac, mandan recetas, críticas gastronómicas (son todas buenas), y tienen cursos de sushi.
    All: ¡Fase 3 ya! (es como pasar de nivel en los videojuegos, jeje.
    Grossomodo:Yo no puedo comer de mesa y mantel, lo hago en la tristeza del despacho; aunque ahora con el buen tiempo, podría montarme un picnic por ahí, jeje

    ResponderEliminar

¡muchas gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...